Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

El PSOE podría perder diputado en Madrid con el recuento del voto exterior.

El PSOE podría perder diputado en Madrid con el recuento del voto exterior.

MADRID, 28 Jul.

El PSOE podría perder un diputado en Madrid con el recuento del voto exterior que comienza este viernes. En total son nueve diputados los que están en juego, que pueden alterar las mayorías que se conocieron el domingo tras las elecciones generales del 23J.

En concreto, los 'populares', que ganaron las elecciones con 136 escaños, podrían sumar otros tres diputados en Cantabria, Girona y Madrid en el caso de que el voto conocido como 'CERA' le resulte favorable, aunque también existe la posibilidad de perder otros tres escaños en Salamanca, Teruel y Ceuta.

Teniendo en cuenta los pocos sufragios que separan a los partidos en estas nuevas provincias en juego, el voto CERA podría quitar un escaño a Vox para dárselo al PP en Cantabria, mientras que los 'populares' cosecharían un diputado en Girona en detrimento de Junts y en Madrid en detrimento del PSOE.

En el caso de los socialistas, que consiguieron 122 escaños tras el escrutinio del domingo, se podrían quedar con un diputado por Tarrragona, arrebatándoselo a Junts, y en Salamanca ganaría un escaño en detrimento del PP, al igual que ocurriría en Ceuta.

En el resto de supuestos, en Santa Cruz de Tenerife habría un escaño en juego que podría pasar de PSOE a Sumar, mientras que en Teruel, la plataforma Teruel Existe podría arrebatar un diputado al PP. En Albacete, el PSOE podría perder un escaño en beneficio de Vox.

Este recuento final puede ser decisivo en las mayorías necesarias para conformar el próximo Gobierno ya que si, por ejemplo, el PP le arrebata el escaño a Junts en Girona, el PSOE necesitaría el 'sí' del partido de Carles Puigdemont para una hipotética investidura de Pedro Sánchez ya que no le valdría solo con la abstención.

Aunque tampoco se sabe por el momento la participación de este voto 'CERA', hay que tener en cuenta que en estas elecciones generales había un total de 2.325.310 electores que residían en el extranjero y que tenían la posibilidad de depositar su sufragio en estas elecciones generales del 23J.

Además es la primera vez desde el año 2011, en la que los electores inscritos en el censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) han podido votar en unas generales sin tener que solicitarlo antes, ya que en estos comicios se ha aplicado la derogación del llamado 'voto rogado'. Además, la nueva regulación ha permitido a estas personas descargarse las papeletas de votación por Internet.

En cuanto a la residencia de estos más de 2,3 millones de electores en el extranjero, la mayoría viven en Argentina (434.599 personas), Francia (237.599), Estados Unidos (157.969), Cuba (152.791) y Alemania (142.537).

Este recuento, en el que se incorporan los votos de los residentes ausentes llegado desde el extranjero, se producirá en las juntas electorales provinciales. La sesión se inicia a las diez de la mañana en la sede del local donde ejerce sus funciones el secretario de la Junta Electoral y, al igual que ocurre en las mesas electorales, es un recuento público.

Durante este escrutinio, la Junta Electoral Provincial no puede anular ningún acta ni voto, debiéndose limitar a verificar sin discusión alguna el recuento y la suma de los votos admitidos por las mesas, limitándose a subsanar los meros errores materiales o de hecho y los aritméticos. Lo que sí puede hacer la Junta Electoral escrutadora es declarar válidos los votos indebidamente anulados por las mesas electorales.

Concluido el escrutinio, los representantes de las candidaturas pueden presentar las reclamaciones que consideren oportunas ante esa misma Junta Electoral. Las reclamaciones sólo pueden referirse a las incidencias que hubieran sido recogidas en el acta de sesión de las mesas o se indiquen en el acta de sesión del escrutinio de la Junta Electoral.

Una vez resueltos todos los recursos, que en último término pueden llegar a la Junta Electoral Central, o bien cuando ha transcurrido el plazo para su presentación sin que se haya presentado ninguno, se efectuará la proclamación de los candidatos que han resultados electos.

Ese acta de proclamación se extiende por triplicado: uno para quedar archivado en la Junta Electoral correspondiente, otro para el Congreso o el Senado, y el tercero a la Junta Electoral Central, quien en el plazo de cuarenta días ha de publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) los resultados generales y por circunscripciones. Además, los representantes de las candidaturas que lo soliciten pueden obtener una copia.

Además, la Junta Electoral Central (JEC) ha recordado a estas juntas encargadas del escrutinio general que para ese trámite se deben consultar las actas enviadas por las medas electorales en las que se hace constar el primer recuento llevado a cabo en los colegios y no los resultados provinciales difundidos la noche electoral por el Ministerio del Interior.