• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

El instructor investigado de Boadilla (La capital de españa) perdió en el primer mes del verano una mochila con la cámara que utilizaba para grabar a pupilas

img

Una vecina de Valdemorillo halló el pasado 19 de junio en la calle una mochila con la cámara de grabación con la que presuntamente el instructor investigado por una jueza de Móstoles grababa a la pupilas de un instituto privado de Boadilla del Monte cambiándose de ropa en su despacho, han informado a Europa Presss fuentes jurídicas.

La jueza de Instrucción número 5 de Móstoles inspecciona a este enseñante de Artes del Colegio Virgen de Europa de Boadilla del Monte, ahora apartado de la docencia, por la supuesta comisión de un delito de tenencia y producción de pornografía infantil.

La investigación contra A.M., que está en independencia con medidas cautelares, se inició a causa de que una vecina de Valdemorillo, donde habita el instructor, se encontrase en la calle una mochila perdida.

Dentro suyo, había una cámara de grabación de pequeñas dimensiones con una tarjeta de memoria. Al parecer, el enseñante reprochó un día siguiente a 2 estudiantes por haberle robado la cámara.

El supuesto pederasta tendría 2 gadgets de grabación, según las pesquisas. Uno que utilizaba en clases de audiovisuales y otra tipo 'GoPro' con la que en teoría grababa a pequeñas de Sexto de Primaria mientras que se modificaban de ropa para asistir a Educación Física.

Tras conocer el contenido de carácter pornográfico, la vecina de Valdemorillo entregó el dispositivo de almacenaje de imágenes a la Guardia Civil. Diez días después, el investigado fue detenido y pasó predisposición judicial de la jueza de Móstoles que instruye las diligencias.

Los estudiosos sospechan que en el lapso entre que se perdió la mochila y la detención, el instructor ha podido eliminar doce discos duros. Otros muchos los ocultó en paredes de su casa y con cinta adhesiva en muebles de su vivienda.

En la entrada y registro, la Guardia Civil incautó 12 discos duros que habrían sido taladrados para eliminar su contenido y otros muchos ocultos en las paredes. Los agentes trabajan para lograr obtener algún fotograma de estos gadgets dañados.

La jueza ha mencionado para enero al directivo del centro escolar, hermano del investigado, para percibir su testimonio y comprender de qué manera actuó el instituto tras saber los hechos. Se está a al espera de que la Guardia Civil visione la ingente proporción de ficheros localizados en los distintos aguantes informáticos.

Los agentes habrían visionado ahora DVDs y cintas grabadas encontradas en el registro, centrándose en estos instantes en el contenido de los discos duros requisados en su hogar.

Según la Guardia Civil, el 'modus operandi' del presunto pederasta consistía en seducir a las pupilas de que debían mudarse de ropa en su despacho para proceder a clase de Educación Física gracias a un inconveniente de temperatura en los vestuarios. Tendría instalados presuntamente gadgets de grabación en su despacho, según estudiosos.

Tras recibir el atestado, la jueza de Móstoles ordenó antes de verano la entrada y registro del despacho del enseñante en el contexto de las diligencias de investigación abiertas por la supuesta comisión de un delito de tenencia de pornografía infantil.

Más información

El instructor investigado de Boadilla (La capital de españa) perdió en el primer mes del verano una mochila con la cámara que utilizaba para grabar a pupilas