El flamenco será declarado BIC por su arraigo histórico en la Comunidad en una decisión del Consejo de Gobierno.

El flamenco será declarado BIC por su arraigo histórico en la Comunidad en una decisión del Consejo de Gobierno.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado la declaración del flamenco como Bien de Interés Cultural (BIC) del Patrimonio Inmaterial de la región. Esta medida destaca la importancia y relevancia del flamenco como un arte del espectáculo arraigado en la sociedad madrileña desde mediados del siglo XIX. El flamenco, que engloba el cante, baile y toque flamencos, ha sido transmitido y transformado a lo largo de los años por sus numerosos intérpretes, pero ha mantenido sus raíces.

Según la Comunidad de Madrid, la primera vez que se utilizó el término "flamenco" fue en la prensa madrileña en 1847. Desde entonces, Madrid ha sido el lugar donde ha surgido la primera referencia a la música flamenca y donde se inauguró el primer tablao en 1954.

El carácter singular del flamenco en la Comunidad de Madrid se debe a diferentes circunstancias. Desde el siglo XIX, músicos que se dedican a este arte han establecido en la ciudad, manteniendo el uso del flamenco en el ámbito privado. A partir de este uso privado surgió el sonido Caño Roto, representado por Las Grecas o Los Chorbos, que derivó en la rumba madrileña. La geografía madrileña también ha sido escenario de peñas y asociaciones flamencas que han contribuido a su mantenimiento y difusión.

En la actualidad, Madrid cuenta con numerosos tablaos flamencos, algunos de ellos con una larga tradición, preservando su estructura arquitectónica y decoración original desde los años 50 y 60. Además, se han establecido espacios más recientes que ofrecen espectáculos diarios con artistas de renombre.

Además de los tablaos, en la Comunidad de Madrid se organizan festivales y concursos de flamenco, que muestran un flamenco heterogéneo y abierto a nuevas propuestas. Uno de los eventos más destacados es Suma Flamenca, organizado por la Comunidad de Madrid, que celebra su XIX edición en otoño de 2024. Estos eventos, junto con los tablaos, se han convertido en señas de identidad de la oferta turística y cultural de la región.

Esta declaración del flamenco como BIC refuerza la posición de Madrid como el gran referente de este arte, incluyéndolo en programaciones culturales y campañas turísticas. En 2022, la Comunidad de Madrid otorgó la Medalla Internacional de las Artes a la Asociación de Tablaos Flamencos, y ahora se le otorga la mayor figura de protección patrimonial.

Categoría

Madrid