• martes 28 de marzo del 2023
728 x 90

El Defensor del Pueblo prepara una resolución sobre Cañada Real antes que llegue el "ataque de compasión de Navidad"

img

MADRID, 25 Oct.

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, anunció que, en pocos días, la institución va a hacer una resolución sobre la Cañada Real Galiana, antes que sea invierno y se genere el "ataque de la Navidad en el que se siente mucha compasión por los humanos y después se pasa".

"En pocos días haremos una resolución sobre la Cañada, nuevamente, pues no tenemos ganas hacerla en el momento en que sea ahora invierno y haya esta clase de ataque de Navidad en el que sentimos una compasión por el mal de los humanos y después se nos pasa", ha subrayado Gabilondo este martes en el Foro de Justicia del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM).

El Defensor del Pueblo ha advertido de que lo que sucede en la Cañada Real es "una urgencia humanitaria" y dijo que "absolutamente nadie que haya ido puede calificarlo de menos que eso".

Por ello, mientras que se realizan los realojos, Gabilondo ha pedido que se les devuelva el suministro eléctrico y el agua a todos y cada uno de los vecinos, estén en las condiciones en las que estén, tanto si tienen derechos sobre el lote tal y como si no los tienen. "Es indispensable procurarles algo primordial como el agua y la luz", ha abundado.

Según ha recordado, en el momento en que se creó el Pacto por la Cañada Real se determinó que en ningún caso debía eliminarse la luz y el agua. "No estoy diciendo que no se distinga entre aquéllos que están mucho más con regularidad o menos, sino cuando se ha atendido a los que están mucho más de forma regular, al unísono resolvamos la urgencia humanitaria de los que no están en situación regular", ha matizado.

Gabilondo ha alertado de que la gente que viven en la Cañada Real Galiana no viven en condiciones correctas, y ha añadido que en España "no hay solo una Cañada" sino más bien mucho más de 270 asentamientos chabolistas.

Más información

El Defensor del Pueblo prepara una resolución sobre Cañada Real antes que llegue el "ataque de compasión de Navidad"