• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

El cómputo criminal en Madrid sube en 2022: 46 asesinatos, 8 de ellos por crueldad machista y 6 con bandas implicadas

img

MADRID, 31 Dic.

La zona registró este año 46 asesinatos, entre ellos 7 mujeres y una pequeña que fallecieron asesinados por crueldad de género y 6 muertos por escaramuzas entre bandas juveniles violentas, según datos compendiados por Europa Press.

Se trata de 9 crímenes mucho más que en los pandémicos 2020 y 2021 (37) y 14 mucho más que en 2019 (32). Pero es un cómputo provisional, en el que quedan casos atentos de saber, con lo que esta cantidad podría subir.

De los crímenes de 2022, 5 forman parte a territorio Guardia Civil, todos dilucidados; y el resto Policía Nacional, una gran parte de ellos resueltos. Un tercio de los muertos son extranjeros y 18 mujeres.

En cuanto a causas conocidas, aparte de los homicidos machistas y de bandas, hubo 4 por escaramuzas entre indigentes o toxicómanos, 2 cambios de cuentas, 2 por patología mental, 6 escaramuzas entre clanes gitanos, 2 latrocinios, etcétera.

En cuanto a la manera de fallecer, 16 fueron por puñaladas, 9 por tiros, 3 por golpes, 4 por asfixia, 4 por atropello y 3 por incendio, por ejemplo.

El primer delito del año ocurrió el día 1 en Carabanchel, donde un conjunto mató a golpes a un dominicano de 50 años. Ese día una reyerta entre bandas latinas terminó con la vida a puñaladas de ecuatoriano de 19 años en la calle Sáhara (Villaverde). Otro resultó herido y la Policía detuvo a diez personas.

Pero el día trágico sobre bandas fue el 5 de febrero, con el homicidio a machetazos de Jaime, español de 15 años, en la calle Atocha; y de Diego, colombiano de 25, en Usera. La Policía detuvo a los implicados en los dos crímenes. La Delegación del Gobierno puso en marcha días después un Plan Antibandas con 500 agentes nacionales y 300 guardas civiles.

El 21 de febrero, un español de 54 años murió apuñalado por otro indigente, entonces detenido, en el albergue de San Juan de Dios de Madrid.

El 2 de marzo dejó la primera víctima de crueldad machista del año. En Pozuelo, un hombre 42 años, que terminó suicidándose, asesinó a puñaladas a su mujer, 32, quien le había denunciado por pésimos tratos y tenía un juicio por el divorcio al día después.

El día 5, un español de 41 años murió de un fuerte golpe en la cabeza propinado por otro hombre con el que sostuvo un encontronazo en una disco de Alcalá. Días después fue detenido.

El 16 de marzo el pasajero de un turismo mató a tiros a un conductor de 46 años en la plaza Alsacia de Madrid, tras una emboscada por una supuesta deuda. Varias personas se entregaron por este delito.

El día 24 una brasileira de 27 años fue hallada fallecida de un fuerte golpe en la cabeza en una vivienda prefabricada de Alcorcón. Días después, la Policía detuvo a un popular acusado de matarla para hurtarle efectos personales.

El 30 de marzo la Guardia Civil capturó a un chaval de 15 años por estrangular hasta la desaparición a una mujer de 41 años en la bañera de la vivienda donde los dos vivían en Las Rozas. La víctima salía con el abuelo del presunto homicida.

Ahora en el mes de abril el día 18, una mujer de 56 años mató a puñaladas a su vecina en un edificio de Carabanchel y después se tiró por la ventana. Ambas tenían inconvenientes mentales y de convivencia y patología

El día 27 un DDP de 18 años fue asaltado a golpes y puñaladas en una emboscada en Villaverde por diez trinitarios. La Policía, que detuvo a los autores, piensa que el homicidio fue una venganza por el delito de Atocha.

El 19 de mayo un hombre de 47 años murió tras recibir múltiples tiros a lo largo de una riña tumultuaria entre 2 clanes gitanos en Carabanchel. La Policía detuvo al presunto creador.

El segundo asesinato machista de año ocurrió el 20 de junio en medio de una calle Serrano de Madrid, donde vivía Fernando G.C., conde de Atarés y marqués de Perijá, quien mató a tiros a su mujer y a una amiga de esta y después se suicidó.

Diez días después, en Parla, una chavala de 19 años fue apuñalada en 17 oportunidades por celos por su expareja, de 20 años, que se autolesionó y fue detenido por la Policía. No había demandas anteriores.

El siguiente delito asimismo fue el de una francesa de 31 años, en teoría asesinada a navajadas el 14 de julio por su novia en el madrileño vecindario de La Latina. Fue detenida y la situacion está esperando de juicio. Once días después, 2 toxicómanos de 47 y 52 años de edad y nacionalidad de españa fallecieron tras apuñalarse mutuamente en una riña en distrito de San Blas.

El 5 de agosto Ciempozuelos quedó emocionada por un tiroteo que se causó en una de sus calles. El líder de una organización criminal peruana, popular como 'Ido Aroni', murió y otro resultó herido en un supuesto arreglo de cuentas.

El 6 de septiembre un joven resultó herido y una mujer de 23 años murió de las graves quemaduras provocadas por la explosión producido en un bar de Carabanchel. La Policía detuvo a la dueña del lugar acusada de pactar con la víctima la quema para cobrar el seguro. No obstante, la situacion todavía es investigado.

Cinco días después, una mujer de 50 años padeció un brote psicótico y asesinó con un cuchillo a su madre de 90 en una vivienda de Puente de Vallecas. Acabó ingresada en Psiquiatría del Hospital Gregorio Marañón en calidad de detenida. El 17 de septiembre un hombre de 45 años murió tiroteado en Carabanchel. El hecho se desencadenó por una discusión por ruidos. El creador fue apresado poco después.

El 2 de octubre un venezolano de 19 años murió de un tiro en Alcorcón. Todo empezó horas antes en una disco por la riña entre 2 conjuntos por tocamientos a una chavala. La Policía detuvo a tres personas.

Al día después, en Fuenlabrada, un dominicano de 21 años murió de un tiro en la cabeza en la puerta de una disco del ayuntamiento donde actuaba un popular artista de reguetón muy seguido por los Trinitarios. También al lado de un local, en esta ocasión en Usera, murió apuñalado el 8 de octubre un colombiano de 34 años en una riña donde se desecha la existencia de bandas latinas.

El 30 de octubre ocurrió el hecho mucho más trágico del año, la desaparición de 4 personas, una de ellas menores, en Torrejón de Ardoz en un atropellamiento intencionado tras la celebración de una boda gitana. Fueron detenidas tres personas, que habían tenido riñas anteriores con ciertas víctimas.

Ahora el 6 de noviembre, un búlgaro de 39 años mató a puñaladas a su pareja de 29 y a la hija común de 6, y exactamente la misma nacionalidad, en su vivienda en Móstoles. Posteriormente se quitó la vida en un nuevo caso de crueldad machista.

Al mismo género violento se asigna el delito de una mujer de españa de 67 años en Vallecas. Al parecer, su marido la dejó fallecer a lo largo de cinco días, sin prestarle atención ni cuidados tras desplomarse, a pesar de que tenía esclerosis múltiple y otras patologías.

Por otra parte, el 25 de noviembre la Policía Nacional halló en una casa de Madrid el cuerpo sin vida de Milena, la cubana de 20 años vecina de Alcalá que desapareció días antes. Según las indagaciones, la mató el hombre con el que había quedado para sostener sexo por dinero y que tras el asesinato se quitó la vida.

El 5 de diciembre William, un joven español de 15 años, murió de un tiro en un parque de Villaverde en una exclusiva venganza entre bandas juveniles.

También en el último mes del año se conoció un nuevo caso de crueldad de género. Se trata de un incendio registrado en el mes de agosto en una nave industrial en el que murió una mujer y su novio a manos de la expareja de ella, ahora detenida, según determinó la investigación.

El año acabó con otro asesinato machista, la de una muchacha de 20 años apuñalada en un piso de Vallecas por la expareja de su madre, que fue detenido tras autolesionarse, con quien sostenía una relación. Y el de Brea de Tajo, donde un hombre en teoría mató a una amiga suya y a su novio y después se quitó la vida lanzándose con una bicicleta por la R-3.

Más información

El cómputo criminal en Madrid sube en 2022: 46 asesinatos, 8 de ellos por crueldad machista y 6 con bandas implicadas