El Ayuntamiento de Madrid facilitará la venta de suelo a los beneficiarios del Plan 18.000 a un precio acorde con las viviendas protegidas.

El Ayuntamiento de Madrid facilitará la venta de suelo a los beneficiarios del Plan 18.000 a un precio acorde con las viviendas protegidas.

El Ayuntamiento de Madrid venderá el suelo a los superficiarios del Plan 18.000 para que puedan convertirse en propietarios a un precio de vivienda protegida, según ha informado el área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad dirigida por Borja Carabante. Este mes se aprobará el nuevo pliego que establecerá esta medida.

El Gobierno ha recordado en un comunicado que hace un año, el 26 de enero de 2023, se aprobó un pliego que fijaba los precios en base a suelo libre, lo cual aumentaba hasta cinco veces el precio del contrato anterior. Los afectados se opusieron y el Ayuntamiento decidió suspender el proceso de venta y se comprometió a redactar un nuevo documento.

El nuevo contrato reduce hasta un 90 por ciento el precio de compra en comparación con el establecido en enero de 2023. Por ejemplo, para una vivienda en Hortaleza, pasa de costar 150.527 euros a 17.295 euros.

Los compradores que acepten esta modalidad tendrán la obligación de no vender su vivienda por encima del precio protegido durante un plazo de quince años, según ha establecido el Consistorio. Si los adjudicatarios desean vender sus casas sin restricciones, podrán adquirir el suelo pero a precio de mercado.

Estas opciones también incluyen la venta a superficiarios con viviendas descalificadas. Los superficiarios del Plan 18.000 que no acepten ninguna de estas dos fórmulas podrán seguir viviendo en sus viviendas durante un plazo de 75 años y luego revertirán al Ayuntamiento de Madrid.

Entre 1984 y 1997, el Ayuntamiento de Madrid puso a la venta numerosas parcelas del Patrimonio Municipal del Suelo destinadas a la construcción de viviendas de protección oficial en régimen de cooperativa. Los adjudicatarios, conocidos como superficiarios, tenían derecho a tener sus viviendas sobre suelo que se les cedía de forma gratuita, lo que les suponía un ahorro significativo.

Si bien los adjudicatarios obtenían una vivienda a un precio reducido, no eran dueños de toda la propiedad. A lo largo de los años, muchos superficiarios solicitaron la compra de la cuota de terreno que les correspondía de las viviendas.

Desde 1992, el Ayuntamiento ha ofrecido la posibilidad de adquirir estas cuotas mediante diferentes pliegos que se han sucedido en el tiempo, y durante este periodo cerca de 2.500 vecinos han comprado su parte de terreno.

La Plataforma de Afectados por el Plan 18.000 había convocado una concentración este domingo en Cibeles, frente al Ayuntamiento de Madrid, para exigir un "precio justo" en el suelo de las viviendas.

Tags

Categoría

Madrid