• martes 06 de diciembre del 2022
728 x 90

El asesino de Esther Escobar confesó a la Policía que la mató al estar "fatigado" de que sostuviera otros encuentros

img

Las cámaras captaron al acusado corriendo tras el delito y con exactamente la misma camisa que el día que se entregó

MADRID, 5 Jul.

Los agentes de la Policía Local de Albacete a los que se entregó Antonio Leal, acusado del asesinato de Esther Escobar, han contado en el juicio que les manifestó que había matado a su pareja por el hecho de que se encontraba "fatigado" de que se acostase con otros hombres.

La Audiencia Provincial de Madrid ha arrancado este martes la prueba testifical de la visión oral con los agentes que intervinieron en su detención y los policías que se entrevistaron con los presentes directos del delito y con la familia de la víctima.

El delito de Esther, de 40 años y madre de 4 hijos, se causó a las siete de la tarde del 26 de febrero de 2020 en el momento en que la mujer andaba por el número 6 de la calle Virgen de los Reyes, en Ciudad Lineal. El asesino se le aproximó y le disparó en la sien a bocajarro. Tras el tiro, escapó del rincón.

En su declaración, el supuesto asesino se retractó ayer de su confesión y manifestó que la mujer tenía deudas con el club de alterne en el que ejercitaba la prostitución, señalando que escapó por miedo a que le matasen asimismo a él.

En la sesión de esta mañana, el tribunal ha escuchado el testimonio de los policías de Albacete frente quienes se entregó el acusado. Los agentes iban patrullando en el momento en que Antonio les paró realizando aspavientos con los brazos y les comentó que había matado a su pareja, verificando que en Madrid había una orden para su ubicación. Los policías confirmaron que tenía un tatuaje dentro de la mano en el que podía Esther.

Uno de los agentes que se desplazó al rincón del delito ha detallado que la Policía Científica recogió vestigios en el ámbito del ejecutado, tomando muestras del charco de sangre que había bajo la víctima y recogiendo una vaina usada en el disparó mortal que mató a la víctima.

Las hermanas de Esther comentaron a la Policía que padecía acoso por la parte de Antonio al estar "ofuscado" con ella y que en una ocasión le llegó a amenazar con un solucionar. Dos presentes directos del delito describieron físicamente al asesino como un individuo baja, calva, con barba y con complexión fuerte, datos que encajan con la fisonomía del acusado.

Uno de los estudiosos del Grupo VI de Homicidios ha contado que las cámaras de seguridad de un local grabaron a Antonio por la mañana con Esther en exactamente la misma calle en el que se causó 8 horas tras el delito. En ese instante, el supuesto atacante le entregó una bolsa de ropa a fin de que la mandara a su país.

Vestía una camisa de cuadros de colores, exactamente la misma que llevaba el día que se entregó a los agentes de Albacete. En el análisis de este prenda, se advirtieron restos de pólvora.

Esas mismas cámaras de vigilancia le grabaron sobre las siete de la tarde, instante del tiro a la víctima, huyendo a la carrera de la calle Virgen de los Reyes.

Otra de las estudiosas ha descartado que la mujer tuviese inconvenientes de drogas con el club de alterne o que tuviese deudas con exactamente el mismo, versión que sostuvo ayer el acusado.

Más información

El asesino de Esther Escobar confesó a la Policía que la mató al estar "fatigado" de que sostuviera otros encuentros

Noticias de hoy más vistas