Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Desmantelan red familiar que estafaba a ancianos con fraude conocido como 'tocomocho'

Desmantelan red familiar que estafaba a ancianos con fraude conocido como 'tocomocho'

Una organización criminal dedicada a estafar a personas de edad con el método del 'tocomocho' ha sido desarticulada por la Policía Nacional en Madrid y Toledo. Según ha informado la Dirección General de la Policía en un comunicado, algunos de los detenidos llevaban más de 40 años perpetrando este tipo de delitos.

En total, han sido arrestadas doce personas pertenecientes a un mismo clan familiar, tras llevar a cabo cinco registros en los que se incautaron joyas, 243.000 euros en efectivo, décimos de lotería, disfraces, medicamentos y otros efectos. Además, se bloquearon 49 cuentas bancarias y seis inmuebles utilizados por la organización para llevar a cabo sus actividades ilícitas.

La investigación se inició el año pasado, tras detectar denuncias de estafas a personas mayores utilizando el método del "tocomocho". Los investigadores observaron patrones comunes en los delitos, lo que los llevó a sospechar que una misma red criminal estaba detrás de todos ellos.

La organización criminal desmantelada estaba altamente especializada y formada por miembros de la misma familia, lo que les permitía distribuir tareas y beneficios de manera efectiva. La confianza entre ellos facilitaba el perfecto funcionamiento de sus actividades delictivas.

Durante la investigación, se descubrió que los miembros de la organización se desplazaban por todo el país, usando distintos vehículos para evitar ser detectados. En algunas ocasiones, recurrieron a la violencia contra las víctimas, especialmente personas de edad, para amedrentarlas y obligarlas a entregar dinero y joyas.

Además, en ciertas ocasiones emplearon medicamentos para anular la voluntad de las víctimas, trasladándolas a sucursales bancarias o sus hogares para sustraer sus pertenencias. Los miembros del clan familiar incluso mostraban un estilo de vida lujoso en redes sociales, sin que se conociera una fuente de ingresos legítima que los respaldara.

Una vez identificados todos los integrantes de la organización, se llevaron a cabo cinco registros en provincias como Toledo y Madrid, donde se detuvo a los implicados. Durante la operación se recuperaron objetos robados, dinero en efectivo, drogas y armas ilegales.

A los arrestados se les imputan delitos como pertenencia a organización criminal, estafa, robo con violencia, detención ilegal, falsificación de documentos, tenencia de armas y contra la salud pública. La investigación continúa en curso y no se descarta la identificación de nuevas víctimas.