Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Comercio minorista de Madrid en peligro solicita medidas urgentes a Ayuso para sobrevivir.

Comercio minorista de Madrid en peligro solicita medidas urgentes a Ayuso para sobrevivir.

En la región, cada año desaparecen alrededor de 1,000 establecimientos, según las estimaciones realizadas.

MADRID, 23 Mar. - El presidente de la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM), Armando Rodríguez, ha solicitado a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, medidas para proteger la continuidad del comercio minorista, que está en un proceso de extinción.

Esta petición se realizó durante la Comisión de Economía y Empleo llevada a cabo en la Asamblea de Madrid. Para Rodríguez, el comercio minorista está siendo objeto de desprecio institucional y comparativamente perjudicado. Según sus cálculos, cerca de 1,000 negocios cierran sus puertas cada año en la región.

"Hemos puesto sobre la mesa la necesidad de estudiar detenidamente el sector para disponer de información real sobre su alcance, actividad y tendencias; así como la creación de un plan estratégico que aborde sus necesidades y diseñe las acciones correspondientes. En la actualidad, esto brilla por su ausencia", lamentó.

El presidente de COCEM también criticó la "abrumadora y constante presión normativa que impacta de forma drástica en el comercio minorista". En este sentido, señaló que el Gobierno de España "carga a los comerciantes con numerosas obligaciones y responsabilidades".

"Insto a la Comunidad a implementar medidas para prevenir la desaparición del sector. Ya no se trata solo de evaluar los costos de establecimiento, sino de atender las necesidades de mantenimiento y, sobre todo, el tiempo y conocimientos necesarios para gestionar las obligaciones", subrayó.

Además, Rodríguez señaló que han intentado comunicar en múltiples ocasiones esta preocupación a la dirigente madrileña, con la esperanza de generar conciencia sobre la urgencia de tomar decisiones para preservar la continuidad del sector.

En esta línea, el presidente de COCEM instó al Gobierno regional a emprender acciones para mitigar el impacto negativo de ciertas normativas dictadas por la Administración central en las microempresas madrileñas.

"Necesitamos apoyo que se enfoque, en la medida de lo posible, en empresas de nuestra dimensión y no en medianas o grandes que, probablemente, ya hayan agotado los fondos de recuperación disponibles", demandó.

Tras el diagnóstico presentado, Rodríguez solicitó una declaración pública de apoyo al comercio local por parte de la Comunidad. "Todos están de acuerdo en respaldar el comercio de proximidad, pero necesitamos políticas concretas", afirmó.

Asimismo, pidió un presupuesto acorde con esa declaración y la importancia económica del sector. Aunque las cuentas destinadas al comercio minorista han aumentado un 20% este año, destacó que "no es suficiente para cubrir sus necesidades".

Por otro lado, exigió un plan estratégico y de acción para el sector, una reforma urgente de la ley de comercio en Madrid, la reducción de la presión normativa sobre el sector y asesoramiento para la transformación digital de las pequeñas empresas.

"Creo que todos los líderes políticos se preocupan por el comercio. Como decía un amigo, cuando comemos huevos fritos con chorizo, la gallina está implicada, pero quien está verdaderamente comprometido es el cerdo. Nuestros comerciantes, definitivamente, lo están porque están apostando por su futuro", defendió Rodríguez.