• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Colectivos civiles a protestan el día de hoy en Madrid contra el Gobierno por medidas como la reforma del Código Penal

img

Abascal (Vox) es el único líder de los partidos de la oposición convidados que ha podido confirmar su asistencia

MADRID, 21 Ene.

La madrileña plaza de Cibeles es el sitio escogido durante más de cien asociaciones y colectivos de la sociedad civil para manifestarse este sábado contra el Gobierno de Pedro Sánchez y de resoluciones como la reforma del Código Penal con la que se han cambiado los delitos por los que fueron condenados los líderes independentistas del 'procés', descartando el de sedición y disminuyendo penas para el de malversación.

Una queja que fué convocada, según los organizadores, a fin de que sean los ciudadanos descontentos y no los partidos, que van a estar en un background, los que den una "masiva contestación civil y combativa" al Ejecutivo de coalición que encabeza el socialista Pedro Sánchez.

La concentración, que da comienzo a las 12.00 horas, se restringe a la plaza de Cibeles, cerca del ámbito que se marcha a montar. Desde allí, los organizadores y quienes secundan la manifestación denuncian que el país está en una "grave situación" de "crisis global" en lo político, económico y popular.

Uno de los primordiales detonantes de la queja son los recientes cambios en el Código Penal, una idea con la que el Gobierno --según los promotores de la convocatoria-- está "amoldando" el Código Penal a los "intereses de sus trasgresores" y tras indultarlos.

Los convocantes piensan que de esta manera se dan los primeros pasos de un plan "oculto" y de "largo alcance" con el que se quiere llevar a cabo una "mutación constitucional por cauces ilícitos".

De igual forma, censuran que Moncloa "colonice" de manera "partidista" instituciones como el Tribunal Constitucional, que salgan "a la calle" terroristas de ETA o que la entrada en vigor la ley del 'solo sí es sí' desarrollada por el Ministerio de Igualdad haya dado pie a rebajas de penas y excarcelaciones de atacantes sexuales.

Bajo el lema 'Por España, la democracia y la Constitución', tras esta convocatoria, y aparte de los organizadores, están interfaces como Unión 78, Libres y también Iguales, Neos, Convivencia Cívica Catalana, S'ha Acabat, Dignidad y Justicia, Diálogos en Libertad o la Asociación por la Tolerancia, por ejemplo.

El dirigente de Foro España Cívica, Mariano Gomá, aseguró en afirmaciones a Europa Press que la situación "es bastante límite y preocupante para convocar a la sociedad civil en oposición a este ataque absolutamente destructivo".

Y explicó que la iniciativa de la movilización brotó en el mes de diciembre, a causa de que el Ejecutivo de PSOE y Podemos decidiese que si "una cosa no le agradaba, modificaba la ley y se terminó", tras "apretarle" Esquerra Republicana si deseaba continuar contando con sus votos.

Gomá tiene experiencia en este género de actos, puesto que encabezó Sociedad Civil Catalana, la entidad impulsora de la manifestación constitucionalista que el 8 de octubre de 2017 reunió en Barcelona, siete días tras el referéndum ilegal, a un millón de personas.

Y advirtió de que Moncloa altera leyes a fin de que logre haber un "referéndum" en Cataluña y también incidió en que con la queja de Cibeles se desea contestar asimismo a la "falta de ayudas" por el Gobierno frente a la subida del precio de los alimentos, la luz o el comburente.

Gomá avanzó que al ámbito "no van a subir" los partidos y tampoco se prevé que tengan bastante importancia las asociaciones convocantes, a las que se aúnan "mucho más cada día". La lectura del manifiesto va a correr al cargo de Júlia Calvet y Nacho Trillo, 2 jóvenes líderes de colectivos competidores.

El dirigente de Foro España Cívica notificó de que va a haber una región acotada para los representantes de los partidos convidados (PP, Vox y Ciudadanos) como "espectadores aventajados", pero que la manifestación no se hizo para "gloria" de las formaciones políticas, más allá de que reconocen su "fuerza popular primordial".

Por en este momento, de los líderes de los tres partidos, solo el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha comunicado que asistirá. La dirección nacional del PP prevé delegar su representación en el vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local, Pedro Rollán, al paso que por la parte de Ciudadanos tienen sosprechado asistir los miembros del congreso de los diputados Inés Arrimadas y Guillermo Díaz, tal como la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, según las fuentes consultadas por Europa Press.

La exdiputada de UPyD y también impulsora de Unión 78, Rosa Díez, transmitió su deseo de que la queja ayuda de "rencuentro" para la "mayoría" que está "cabreada" con las políticas de Sánchez. Al mismo tiempo, animó a ayudar a cualquier persona "mucho más allí" de su ideología, si bien haya votado "toda su historia a la izquierda".

Y ha considerado un "insulto" que Sánchez equiparase la queja independentista que hubo ayer en Barcelona contra la Cumbre Hispano-Francesa con la manifestación de este sábado en Madrid. "Revela que está preocupado", aseguró.

Más información

Colectivos civiles a protestan el día de hoy en Madrid contra el Gobierno por medidas como la reforma del Código Penal