• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

Castizos, payasos y concursos de baile por La Paloma van a poner el broche final a las fiestas mucho más castizas de Madrid

img

MADRID, 13 Ago.

Los payasos de 'Un desquiciado irreverente' y la actuación de la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos van a recibir este sábado a las Fiestas de La Paloma, que toman el testigo de las de San Lorenzo y Cayetano y van a poner el broche final a las celebraciones del distrito de Centro hasta el año próximo.

Aunque el ámbito primordial va a estar ubicado en Las Vistillas, va a haber asimismo proposiciones en la plaza de la Paja y en los aledaños de la iglesia de la Paloma. El programa se hizo desde los servicios de culturales de la Junta Municipal de Centro en angosta colaboración con la Comisión de Fiestas y las distintas asociaciones del distrito.

Las fiestas van a arrancar a las 20 horas con la actuación de los payasos de 'Un loco irreverente'. Le proseguirán la actuación de la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos (21 horas), de la Lyon Family Band (22 horas) y de la excomponente del conjunto Mecano, Ana Torroja (23 horas), que va a hacer un paseo por sus canciones a solas y por los enormes éxitos del conjunto madrileño.

Además, la artista madrileña Mari Pepa de Chamberí interpretará la salve en la testera del instituto La Salle-La Paloma, ubicado en la calle de la Paloma 19-21 a las 0 horas, una actividad que va a repetir asimismo a lo largo de las noches del domingo y el primer día de la semana.

El Cuerpo de Bomberos de Madrid volverá a efectuar este sábado su maniobra de exhibición con espuma para los mucho más pequeños, a las 12.30 horas, en la glorieta de Puerta de Toledo, enclave próximo al Parque de Bomberos, 3. Allí desplegarán sus equipos en esta singular celebración sin fuego.

Por otro lado, el domingo va a haber una iniciativa para las familias 'Pim, pam, pum, juego', a las 20 horas (20 horas), acto seguido actuará la Agrupación Castiza de Madriz al Cielo (21 horas) y después se efectuará la distribución de trofeos de los concursos y disputas (22.15 horas). Echará el cierre a estas fiestas del distrito de Centro la actuación de los madrileños dirigidos por Mario Vaquerizo, Nancys Rubias.

Además, la plaza de la Paja cobijará a las 21 horas el certamen de chotis y pasodobles para todas y cada una de las edades, ordenado por la Agrupación Castiza de Madriz al Cielo.

La testera del Colegio La Salle-La Paloma volverá a acoger a las 12.30 horas la clásico ofrenda floral a la Virgen como antecedente a la misa solemne, que se comenzará a las 13 horas. Tras el trabajo espiritual va a llegar otro de los instantes mucho más emotivos de la día, la bajada del cuadro de la Virgen de la Paloma llevada a cabo por el piquete del Cuerpo de Bomberos del Consistorio.

En una entrevista en 'Telemadrid', obtenida por Europa Press, Jorge Aunión explicó que va a ser el responsable de efectuar la bajada del cuadro, una actividad que cree que "es una enorme compromiso con lo que significa para los madrileños".

Asimismo, Aunión ha detallado que en el instante que mire a los ojos de la Virgen se acordará de Alberto, el bombero municipal que fue arrollado mortalmente en el mes de julio mientras que circulaba en BiciMAD por un conductor que se dio a la fuga. Un día siguiente, se entregó en comisaría.

"Era un chaval muy entretenido que se hacía estimar y un individuo muy simpática y sonriente. Que se fuera así fué realmente triste. Quería realizar este aspecto por el hecho de que es esencial para mi", ha aseverado el bombero.

Asimismo, la clásico procesión se comenzará a las 20 horas y recorrerá la calle de Isabel Tintero, Gran Vía de San Francisco, puerta de Toledo, calle de Toledo, plazas de la Cebada y Puerta de Moros, Carrera de San Francisco, plaza de San Francisco el Grande y calles de Calatrava y la Paloma, lugar desde donde se regresará a la iglesia. A su regreso al templo, el cuadro va a ser puesto nuevamente en el retablo, acompañado por la salve y el canto del himno a la Virgen.

Más información

Castizos, payasos y concursos de baile por La Paloma van a poner el broche final a las fiestas mucho más castizas de Madrid