• miércoles 8 de febrero del 2023
728 x 90

Ayuso piensa que hay que "comprender en hondura" los 'Uber Files', si bien ve el tema "de manera lejana"

img

MADRID, 11 Jul.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, piensa que hay que "comprender en hondura" lo que sucede cerca de la filtración famosa como 'Uber Files', pero ha defendido que desde la Comunidad de Madrid lo ven "de manera lejana".

"Es una compañía privada que tiene este tema fuera de nuestras fronteras", ha remarcado este lunes la líder regional. Una filtración dio a comprender este fin de semana que la compañía estadounidense logró traspasar en las primordiales ciudades de todo el planeta merced a un plan que pasaba por incumplir leyes, mentir y realizar lobby en las mucho más categorías superiores.

Al hilo, Ayuso puso en valor la acción de su gobierno aprobando la modificación de la Ley de Transportes que dejará a los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) operar desde octubre, en el momento en que degenera el popular como 'Decreto Ábalos', que demandaba a las autonomías regular el ámbito.

También ha señalado que entre octubre y noviembre aguardan sacar adelante el Reglamento del Taxi a fin de que este ámbito esté "protegido y avalado".

Los mucho más de 124.000 documentos que conforman los Uber Files deja al descubierto las prácticas éticamente controvertibles de la compañía que dirigía entonces Travis Kalanick y que pasaban por cortejar a primeros ministros, presidentes, milmillonarios, oligarcas y magnates de los medios.

Los documentos filtrados están datados entre 2013 y 2017 y también tienen dentro comunicaciones del propio Kalanick con sus directivos. Uno de ellos admite que se comportan como "piratas" y en otro archivo filtrado afirma que "sencillamente somos jodidamente ilegales".

Hay 40 países damnificados por los documentos reunidos por el períodico británico 'The Guardian', que ha compartido exactamente los mismos con 180 cronistas de 29 países.

En contestación, desde Uber han señalado que "no hemos puesto ni vamos a poner disculpas por los hábitos pasados que precisamente no son congruentes con nuestros valores recientes". "Solicitamos que nos juzguen con lo que hicimos en los últimos cinco años y con lo que vamos a hacer en los próximos años", ha remachado.

Así, reconocen los "fallos realizados en la administración de Uber antes de 2017" y reclaman los cambios que suponen "entre las mayores revoluciones empresariales de la crónica de Estados Unidos" en expresiones de la directiva de Uber Jill Hazelbaker. Además, la compañía protege que desde el comienzo su "propósito" fue "trabajar de forma transparente con los gobiernos para localizar maneras de actualizar o hacer novedosas leyes que diesen cabida a las novedosas elecciones de transporte".

El propio Kalanick repudia en entre las comunicaciones con sus ejecutivos las renuencias a mandar a conductores a una manifestación de taxistas a pesar del peligro de crueldad. "Pienso que merece la pena. La crueldad garantiza el éxito", ha dicho.

Un representante de Kalanick ha subrayado que "nunca sugirió que Uber debiese aprovecharse de la crueldad a costa de la seguridad del conductor". Cualquier insinuación de que logró algo de este modo sería completamente falsa.

En los documentos hay una charla entre Kalanick y el presente presidente francés, Emmanuel Macron, entonces ministro de Economía, que declara que asistió a la compañía en misterio para traspasar en Francia facilitando el ingreso a altos gobernantes. Macron relata aun que la compañía tenía un "acuerdo" misterio con sus oponentes en el Gobierno francés.

Otros políticos que no eran tan receptivos eran precisamente menospreciados por los ejecutivos de Uber, según estas comunicaciones. Así, el canciller alemán, Olaf Scholz, demandó un incremento de los sueldos de los conductores en el momento en que era alcalde de Hamburgo. "Es un genuino payaso", comentaron los líderes de la compañía.

Hasta el en este momento mandatario de EEUU, Joe Biden, era menospreciado por Kalanick, que comentó en relación a una asamblea sosprechada entre los dos en el Foro Económico Mundial de Davos que "le he dicho a mi gente que le transmitan que cada minuto que llegue tarde es un minuto menos que va a estar conmigo". Entonces Biden era el vicepresidente de Barack Obama y entre los mucho más firmes defensores de la compañía.

El modelo de compañía pasaba por unos servicios insostenibles a nivel económico pero que les dejaban supervisar en mercado en ciudades de todo el planeta, de Moscú a Johannesburgo y apretar a las autoridades a fin de que se pudiese usar su app.

En muchas ciudades tuvieron éxito, pero en otras su penetración no fue tan extensa y se redoblaba la ofensiva. "Es una sección habitual del negocio de Uber (...). Abraza el caos. Estás realizando algo esencial", argumentó Kalanick sobre la entrada en India.

En países como Bélgica, España, Italia o Francia el enfrentamiento llegaba a las calles con graves manifestaciones de taxistas. En París la compañía animó a los conductores de Uber a formar parte en contramanifestaciones y acciones de desobediencia civil.

Cuando advirtieron a Kalanick del peligro de contestación de "matones de extrema derecha" y de que se encontraba "nutriendo una riña", éste mencionó que "merece la pena". "La crueldad garantiza el éxito y hay que confrontar a estos tipos, ¿no?", remachó. Esta estrategia es en relación a la iniciativa de otro archivo en el que se expone "emplear como un arma" a los conductores y explotar la crueldad que padecerían "para dar de comer el fuego de la polémica".

Todo ello respondía de esta forma a un guion que se aplicó en Italia, Bélgica, España o Suiza, según los correos filtrados. Cuando encapuchados, en teoría taxistas, atacaron a los conductores de Uber con martillos en Ámsterdam en 2015, la compañía logró concesiones de las autoridades.

Animaban a los conductores a denunciar frente a la Policía. "Van a ser portada mañana. Seguimos unos días mucho más con el alegato de la crueldad y después, la solución" en oposición al "cártel" del taxi, apunta entre los contenidos escritos.

"No somos legales en numerosos países. Deberíamos eludir efectuar afirmaciones polémicas", reconocía entre los directivos. "Nos hemos transformado de manera oficial en piratas", afirmaba otro.

Más información

Ayuso piensa que hay que "comprender en hondura" los 'Uber Files', si bien ve el tema "de manera lejana"