• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Ayuso no desecha recurrir el impuesto de solidaridad a los tribunales y informa: "Suelo ganar"

img

Ve un "buen instante a fin de que los catalanes examinen a cargo de quién están" por la crisis de ERC y Junts

BARCELONA, 3 Oct.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado el trato de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, al retarla a llevar a los tribunales el impuesto de solidaridad impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, y ha sobre aviso: "Toda vez que el Gobierno me ha retado a proceder a los tribunales, predeterminado suelo ganar".

"Como lo fue en la situacion de la escuela concertada, como con el cierre ilegal de la zona, y a lo destacado asimismo con este impuesto inventado sobre el patrimonio", ha advertido Ayuso en un desayuno informativo en Barcelona este lunes.

Ha defendido la política fiscal de Madrid y la ha enmarcado en la libre rivalidad entre comunidades autónomas en el momento de prestar servicios públicos: "No es una guerra fiscal entre comunidades, sino más bien una guerra contra el impuesto masivo que el Gobierno de Sánchez nos impone constantemente".

Preguntada por la situación política en Catalunya por la crisis entre ERC y Junts, ha señalado que este es un "buen instante a fin de que los catalanes examinen a cargo de quién están y qué harían si tuviesen todavía mucho más poder si no hubiese un Estado, que es un contrapeso a los desvaríos" del independentismo.

Sobre si el PP apoyaría una Presidencia del socialista Salvador Illa en Catalunya, ha asegurado que los populares estuvieron a la altura a veces como la investidura de Patxi López como lehendarkari, pero ha criticado a Illa por su administración de la pandemia de Covid-19 adelante del Ministerio de Sanidad: "No puedo tener peor opinión, y por la manera en que administró la pandemia no pienso que sea lo destacado que les puede pasar a los catalanes".

Ayuso, que fué presentada por el presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid, Miguel Garrido, dijo sobre que los catalanes voten el futuro político de Catalunya y el independentismo: "Nos volverán a llevar a exactamente la misma situación constantemente, en forma de religión, empequeñeciéndose y expulsado cada vez a mucho más ciudadanos".

Preguntada sobre el 1 y el 3 de octubre de hace cinco años, ha calificado de "refulgente" el papel del Rey Felipe VI, tras lo que ha sostenido que el producto 155 de la Constitución debería haberse aplicado de una manera mucho más estable y perdurable y que Sánchez no lo aplicaría.

En un acto ordenado por Nueva Economía Fórum, ha destacado que se puede ser independentista pero no intentar imponerlo ajeno de la ley: "No tiene que ver con de qué manera se siente cada uno de ellos, sino más bien de de qué forma se tienen la posibilidad de poder esos fines y, si no es a través únicamente del diálogo y del convencimiento, es una genuina patraña".

Ha cargado contra el Gobierno de Sánchez acusándole de imponer medidas para tapar escándalos y promesas infringidas; de deslegitimar a las fuerzas de seguridad; de impulsar leyes negociándolas como un negocio en vez de debatirlas, y de "agredir al líder de la oposición para terminar copiando sus proposiciones", en referencia al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

"Es realmente difícil el reto que tendrá el líder de la oposición en el momento en que llegue a La Moncloa, debiendo deshacer todo el daño provocado y alzar una maltrecha economía, a la que se aúna poco a poco más deuda y mucho más déficit" y que hace más rápido la tramitación de leyes para dejarlas aprobadas y que sea más difícil revertir la situación, según Ayuso.

También piensa que el Gobierno central actúa con "agilidad con los indultos, el acercamiento de presos y las negociaciones paralelas con odiadores declarados de España", en lo que definió como un plan de carcoma que quiere que no quede ninguna institución fuerte que recuerde al Gobierno dónde se encuentran los límites.

Ha sostenido que "esta espiral déspota se transforma en mucho más asfixiante en Catalunya", donde afirma que familias tienen temor y son arrinconadas y donde todo se deja en el momento en que se envuelve en eufemismos, algo que piensa que sucede con el derecho a tomar decisiones para ofrecer la espalda a la ley; la armonización fiscal para cargar contra políticas de Madrid, y la descentralización como un intento de descapitalizar la ciudad más importante de españa, según ella.

Y "desjudicializar la política es asegurar la impunidad de los que cometen delitos de terrorismo, sedición o prevaricación", ha añadido Ayuso, que cree que el Gobierno central es bravo contra Madrid y flojo frente al independentismo, en sus expresiones.

Ha señalado que los desenlaces electorales en Madrid, Castilla y León y Andalucía son un prólogo de una inclinación donde piensa que Feijóo debe trabajar para juntar sensibilidades y erigirse como opción alternativa, y ha asegurado que la relación entre el emprendimiento de Madrid y la novedosa dirección del PP es buenísima, "pero siempre y en todo momento se procura ver fricciones donde no las hay".

Ayuso ha garantizado que proseguirá centrada en Madrid y sosteniendo su alegato: "Estoy al servicio de España desde Madrid, y al servicio de Catalunya desde Madrid", y ha amado profundidzar en un mensaje de unión entre la Comunidad de Madrid y Catalunya, asegurando que lo que es bueno para una Comunidad Autónoma lo es para España, asimismo en la situacion de Andalucía.

Ha destacado que este martes comienza la segunda edición del Festival de la Hispanidad de la Comunidad de Madrid, que llama a "600 miles de individuos que distribuyen un mismo idioma" a transformarlo en el festival cultural más esencial de todo el mundo y que va a contar con la participación de instituciones como la Biblioteca Nacional de España, el Museo del Prado, la Real Academia Española, el Museo Naval y CaixaForum, por ejemplo.

Más información

Ayuso no desecha recurrir el impuesto de solidaridad a los tribunales y informa: "Suelo ganar"