• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Ayuso mantiene que el Gobierno de Sánchez va a enviar "poco a poco más agentes" para atemorizarla

img


"La ultraizquierda está secando la convivencia y está destruyendo todo lo que cree que les forma parte", ha publicado

GALAPAGAR, 25 Ene.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sostenido que el Gobierno de Pedro Sánchez, "inexistente en Madrid", va a enviar "poco a poco más agentes" para atemorizarla y hacer cerca de ella "un tiempo que no se dió en toda la legislatura" tal como ha acusado a la izquierda estar exponiendo su "peor cara".

Así se pronounció este miércoles sobre lo sucedido ayer en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde recibió insultos y amenazas tras recibir el ascenso de pupila ilustre en la capacitad de Ciencias de la Información, tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se ha festejado de manera excepcional en Galapagar.

"Lo que me temo es que el Gobierno de Sánchez, inexistente en Madrid, me va a mandar poco a poco más agentes para atemorizarme y para hacer cerca de mí un tiempo que no se dió en toda la Legislatura. Lo hacen todo el tiempo. No soy yo la que hace, mandan aun a personas a los actos de partido, lo hacen siempre y en todo momento desde hace semanas", ha proclamado, asimismo refiriéndose a las afirmaciones del representante del PSOE en la Asamblea, Juan Lobato, quien la acusó de comunmente proceder a "ocasionar" y "prender a la multitud".

Para Ayuso, Lobato perdió "una enorme ocasión para verse como un líder, como un hombre moderado y sensato, que no está según algo tan grotesco" como lo que vivió ayer.

"Dicen mis contrincantes por procurar justificar lo que pasó ayer que fue una provocación ayudar a esto... ha de ser que yo no me merecía la distinción de ser la primera pupila de Ciencias de la Información que se transforma en presidenta de todos y cada uno de los madrileños por medio de las urnas... quizá lleve la falda cortísima. Debe ser eso, pero es que no llego a habituarme a una clase de políticos de la izquierda que cada vez son mucho más puritanos", ha deslizado ahora.

Después de las afirmaciones del ministro de Universidades, Joan Subirats, que declaró que las manifestaciones son normales en cualquier facultad, Ayuso cree que la izquierda, "específicamente el Gobierno", da "una imagen lamentable" por el hecho de que "es imposible dejar que a un gerente de los ciudadanos le ocurra algo en una institución pública, y todavía lo jaleen".

Cree que es "gravísimo" y revela la "deriva donde están ciertos políticos, en especial los de Podemos". En este punto, indicó que se suponía una actitud de esta forma "por la parte de la ultraizquierda pero no de todos y cada uno de los socialistas". "La ultraizquierda está secando la convivencia y está destruyendo todo lo que cree que les forma parte", ha publicado.

Por otra sección, Ayuso ha complacido el trabajo de la Policía Nacional, de la Delegación del Gobierno y del aparato de Seguridad de la Universidad "a fin de que lo sucedido allí no fuese todavía mucho más violento".

También ha complacido que varios estudiantes estuviesen presentes para "soliciar independencia en la Universidad", sabiendo que de ahora en adelante van a estar "todavía mucho más señalados" por personas "exagerados".

A su parecer, ayer fue personaje principal de "unos hechos que ya hace semanas la ultraizquierda se encontraba organizando" y el día de hoy es "una mucho más en una extendida lista donde están políticos constitucionalistas, cronistas, artistas y hombres de negocios".

Considera que "este es un caso de muestra mucho más de todo cuanto sucede el día de hoy en la convivencia de españa, singularmente en los espacios públicos y en las instituciones donde desde hace años los mucho más exagerados se están adueñando de esto" y como dicen "para sostenerse viviendo de lo público mientras que rige el contrincante, perjudicando lo público". El propósito es "imponerse y dinamitar la convivencia".

Lo sucedido ayer en la Complutense "no es nuevo", según ha expuesto la presidenta, "sino viene de hace largas décadas". "Hace mucho más de 20 años Herri Batasuna tenía pancartas ubicadas en varias facultades, por servirnos de un ejemplo en la Facultad de Políticas en el Campus de Somasaguas, y en estos instantes varios integrantes de Izquierda Unida, el día de hoy integrados en Podemos, ahora cohabitaban y se coligaban con todos ellos. Poco a poco a lo largo de años fueron colocándose unos a otros a través sencillamente de un dedo en varios departamentos como instructores, como personal administrativo y de servicio", ha señalado.

Al tiempo, ha apuntado a que desde ese momento están estropeando "la imagen" de la mayor Universidad pública de España: "rompiendo el moblaje, impidiendo que haya abiertamente charlas, imponiéndole a los estudiantes e inclusive hay instructores que desde el primero de los días que entran en clase dicen abiertamente de qué partido son y de qué forma van a impartir sus clases desde el criterio ideológico". Según la presidenta, esto pasa en las universidades públicas españoles pero en especial en la Complutense, "que es el germen de Podemos".

En este sentido, ha recordado que el expresidente del Gobierno Felipe González recibió en 2016 "padeció otro escrache" en la Universidad Autónoma, una facultad que después logró "pupila ilustre" a la ministra de Igualdad, Irene Montero, "y absolutamente nadie ha dicho nada". "En la UCM Rosa Díez asimismo padeció otro escrache, donde en este momento Pablo Iglesias a dedo fué nombrado instructor. Pero son considerablemente más: José María Aznar, Leopoldo López, José Piqué, Rubalcaba, Cayetana Álvarez de Toledo, Macarena Olona... y un sinfín de organizaciones que quisieron proceder a la facultad pública y no pudieron", ha expuesto.

Para la presidenta, esto que hace "la ultraizquierda en las universidades de todo el país, asimismo en las de Madrid, lo hacen en toda la Administración" ya hace un buen tiempo. Así, ha mencionado la sanidad, las viviendas o los medios.

Por último, ha defendido que tomó la resolución de ir "como una mucho más" por el hecho de que ella no es quien para decir a la Universidad a quién denominar ilustre o no, ni cuándo se debe de festejar un reconocimiento. Además, ha reiterado que asistió por "congruencia".

Más información

Ayuso mantiene que el Gobierno de Sánchez va a enviar "poco a poco más agentes" para atemorizarla