Ayuso comienza nueva etapa política con unidad en Madrid sin rencor.

Ayuso comienza nueva etapa política con unidad en Madrid sin rencor.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha declarado que con el inicio de la legislatura comienza "una nueva etapa política" para la región en la que asegura que no permitirá que "el desánimo ni el rencor" los engañen ni los distraigan, pese a "los peligros que aún se ciernen".

En su toma de posesión en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia regional, la dirigente madrileña ha comenzado su intervención subrayando que cada día asume la presidencia de la Comunidad "con mayor humildad y responsabilidad, pero también con más vitalidad, más ganas y más confianza en el futuro". Esto se debe a que los madrileños han demostrado que "no hay obstáculo ni injusticia que juntos" no puedan vencer.

Ayuso ha señalado que los madrileños han sabido "sortear esas dos amenazas, y contagiar a todos de entusiasmo, capacidad de admirar, y de tener confianza" en las posibilidades. Por ello, ha dado las gracias a todos los que la han precedido en el cargo porque "han contribuido a mejorar la vida de los madrileños" así como a los consejeros que la han acompañado en los anteriores gobiernos. Así, ha afirmado que "hoy comienza una nueva etapa con la satisfacción de la misión cumplida".

La presidenta ha declarado que los madrileños están hechos "de la misma pasta que los de los tiempos de Felipe II, De Goya, de Galdós, o de Adolfo Suárez" aunque en esta época la verdadera heroicidad consista en abrir negocios "contra viento y marea para sacar adelante" a la familia y crear empleo. Por ello, ha sostenido que el principal objetivo de los gobernantes es "apoyar el esfuerzo, sin dejar a nadie nunca atrás".

A su parecer, "Madrid vive un momento único, tiene más ganas e ilusión que nunca" y si es mucho lo que han conseguido hasta ahora mucho más será lo que puedan lograr si avanzan "unidos y con alegría de vivir". Para la presidenta, hay dos grandes males que se deben evitar: "perder las ganas" y "el resentimiento".

En este sentido, Ayuso ha indicado que su "renovado equipo de profesionales" conformado por hombres y mujeres "en el mejor momento de sus vidas, con gran experiencia y conocimiento de sus respectivos ámbitos, llenos de ganas, de ilusión y vitalidad, con empuje e ideas nuevas" desarrollarán un programa de gobierno en el que se han marcado "retos muy ambiciosos". Entre ellos, lograr el pleno empleo a través de la digitalización, combatir el invierno demográfico, paliar la soledad no deseada, facilitar el acceso a la vivienda y seguir bajando los impuestos.

Ayuso ha remarcado que Madrid es una "región humana y amable", en la que la prosperidad llegue a todos los hogares y se respire "alegría e ilusión" y ha agregado que quieren que sea ese lugar al que cada vez más gente se quiere venir a vivir para compartir su modo de vida. La presidenta ha reivindicado que a pesar de los peligros que aún se ciernen, España sigue siendo España y Madrid sigue siendo Madrid, porque "la vida a la madrileña no solo sigue donde estaba, sino que tiene más sabor que nunca".

"Seguiremos contagiando nuestra vitalidad al resto de España, animándola a creer en sí misma. Tenemos mucho por hacer y para eso nos habéis regalado otros cuatro años. Los imaginaremos juntos y en libertad, sin dejar que ni el desánimo ni el rencor nos engañen ni nos distraigan. Será, seguro, una gran aventura, llena de trabajo, alegrías y dificultades", ha concluido.

Tags

Categoría

Madrid