Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Ayuntamiento de Madrid solicita leyes más rigurosas y aumentar sanciones para combatir de manera efectiva narcopisos y bandas

Ayuntamiento de Madrid solicita leyes más rigurosas y aumentar sanciones para combatir de manera efectiva narcopisos y bandas

La vicealcaldesa de Madrid y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha pedido al Gobierno de España cambios legales y aumento de penas para luchar más eficazmente contra los 'narcopisos' y las bandas juveniles violentas.

En una entrevista concedida a Europa Press, Sanz ha recordado que ya en el programa electoral del PP de Madrid solicitaron más herramientas legales para que la Policía Municipal y Nacional pueda actuar en narcopisos. "Son operaciones policiales complejas. Hablamos de venta de droga en la calle o en instalaciones como en las narcochabolas, en el caso de Villaverde, donde se hicieron muchísimas intervenciones en el anterior mandato, más de 300, en que se pudieron desmantelar esas narcochabolas", ha indicado.

Sin embargo, ha puntualizado la también portavoz del Gobierno local, cuando este tipo de delitos se cometen en viviendas de propiedad privada, las leyes "son mucho más garantistas y las operaciones policiales son más complejas".

"Por eso reclamamos más herramientas para la Policía. Y eso tiene que ver también con las leyes en relación a los okupas. A los okupas que se dedican al narcotráfico y a los okupas que se dedican a utilizar esos pisos simplemente para vivir a costa de los demás, hay que ser absolutamente tajante con ese hecho. No es legal en nuestro ordenamiento jurídico. Hablamos de propiedades privadas que deben ser sagradas en un Estado de Derecho", ha indicado.

Al hilo, Inma Sanz critica a los partidos políticos que realizan discursos comprensivos con personas que se meten en propiedades privadas que son ajenas y que, además, están generando múltiples problemas a los vecinos, "que se ven indefensos porque no tienen capacidad para poder echarles de esas viviendas que no son de ellos".

La delegada de Seguridad se ha comprometido a incrementar la presencia de Policía Municipal en algunos puntos concretos de determinados barrios donde tienen detectados esos problemas, "pero necesitamos más herramientas legales y de ordenamiento jurídico".

Respecto a la problemática de las bandas juveniles violentas, la responsable municipal de Seguridad ha asegurado que desde el Ayuntamiento han hecho "un esfuerzo muy importante" en todo lo que tiene que ver con las inspecciones los lugares de venta de esas armas blancas, pero en este punto también reclama modificaciones legislativas para atajar sobre todo la financiación de estas pandillas violentas.

"Yo creo que hay que incrementar la presión penal en este tipo de actividades y sobre todo con la utilización de menores de muy corta edad como hacen en muchas ocasiones las jerarquías de esas bandas para que no sean imputables y no tengan problemas luego de entrar en la cárcel. Por tanto, se requieren reformas legislativas que agraven las penas para las jerarquías de esas bandas para que vayamos también al tema financiero de muchas de ellas, que tiene que ver con el narcotráfico también y con la venta de drogas", ha sostenido.

Precisamente la okupación, el narcotráfico y las bandas juveniles violentas son las dos preocupaciones más importantes para Inmaculada Sanz en cuanto a seguridad de Madrid se refiere. En cambio, ha apuntado que la venta ambulante ilegal se ha reducido de manera muy sustancial, pero van a seguir presionando para que siga descendiendo.

"No queremos que este tipo de venta se produzca en nuestras calles porque es una competencia absolutamente desleal de todos esos comerciantes que todos y cada uno de los días tienen que levantar una persiana, pagar muchos impuestos. Por lo tanto, esas mafias de esas venta ambulante ilegal no deben estar haciendo hechos que no están permitidos en nuestra ciudad", ha manifestado.

Otra cuestión cada vez más relevante en Madrid son las infracciones higiénico-sanitarias cometidas por determinados establecimientos. Sanz ha explicado que se hacen miles de inspecciones al año en todos los locales de restauración, de comercio, "porque así debe ser", tanto por parte de la Policía Municipal como también por los servicios de Madrid Salud, en lo que tiene que ver con salubridad.

En determinados locales que puedan ser considerados más de riesgo, como tiendas de estética, los agentes realizan una inspección permanente "y en ocasiones se encuentran situaciones que evidentemente hay que atajar".

"Cuando hablamos de salud y de alimentación, hay que ser muy tajantes, muy taxativos en el cumplimiento de las normativas", ha agregado la vicealcaldesa, que no cree que se haya producido un repunte en este tipo de infracciones, pero sí es consciente que muchas actuaciones policiales han tenido gran impacto en la opinión pública.