Aumento alarmante de protocolos por conductas autolíticas entre alumnos de institutos: la salud mental en crisis.

Aumento alarmante de protocolos por conductas autolíticas entre alumnos de institutos: la salud mental en crisis.

El sindicato CCOO ha alertado sobre la preocupante situación de salud mental en los institutos de la Comunidad de Madrid, donde se han registrado más de 2.100 protocolos de conductas autolíticas con alto riesgo de suicidio en los primeros tres meses del curso. En cada centro educativo se han abierto en promedio siete protocolos para abordar estas situaciones alarmantes.

La secretaria de la Federación de Enseñanza de CC.OO. Madrid, Isabel Galvín, ha presentado un informe sobre la salud mental del alumnado y del profesorado en Madrid, en el cual se destaca la emergencia sanitaria que afecta a los centros educativos y que se ha convertido en una verdadera emergencia educativa.

Durante los tres primeros meses del curso, el sindicato ha recibido más de 5.000 consultas de profesorado y personal educativo que manifiestan ansiedad e incapacidad para hacer frente a las demandas impuestas. Galvín ha denunciado que los profesionales se sienten totalmente desprotegidos y abandonados, y que esta problemática a menudo deriva en violencia contra el profesorado.

Según el sindicato, se han abierto más de 2.100 protocolos de conductas autolíticas con alto riesgo de suicidio en los institutos de secundaria y bachillerato en Madrid. Algunos institutos cuentan con 18, 19 e incluso 20 protocolos abiertos, con una media de siete por centro. Apenas el 10% de los protocolos abiertos el curso pasado fueron cerrados, lo que evidencia la gravedad de la situación.

El problema de la salud mental en las instituciones educativas no se limita únicamente a las conductas autolíticas. También se presentan situaciones de adicciones, acoso, expedientes disciplinarios, ansiedad, depresiones, desmotivación, abandono, absentismo y objeción escolar. El alumnado, en muchos casos, expresa sus problemas de salud mental a través de conductas violentas, sin embargo, no hay protocolos establecidos para abordar este tipo de situaciones hacia el profesorado y personal educativo.

El sindicato ha exigido un plan de actuación ante los riesgos psicosociales del profesorado y el personal educativo, así como medidas para mejorar la salud mental y emocional de los alumnos. Para ello, se ha propuesto destinar 26,8 millones de euros, lo que representa el 0,4% del presupuesto para 2024. Estas medidas beneficiarían a 160.000 alumnos de secundaria y más de 57.000 de bachillerato.

Además, se propone destinar 59 millones de euros, menos del 1% del presupuesto, para ampliar el número de enfermeras y psicólogos escolares, así como para cubrir la educación infantil y primaria. También se plantea contratar directamente a 150 psicólogos y psicólogos educativos adscritos a las direcciones de área para mejorar la atención y seguimiento del alumnado.

Otra medida propuesta es la generalización en los institutos de la figura del Profesor de Servicios a la Comunidad para ejercer la Coordinación del Bienestar, con el objetivo de atender a situaciones de riesgo que afecten la salud mental o emocional del alumnado. Asimismo, se considera fundamental ampliar el número de enfermeras escolares en 75 y reforzar la coordinación con los centros de salud.

CCOO pedirá a los grupos de la Asamblea de Madrid que incorporen estas propuestas al borrador de presupuestos para 2024 y que trabajen en un pacto por la salud mental y emocional de los menores. Además, se ha destacado un estudio conjunto de los Ministerios de Universidades y de Sanidad que evidencia la necesidad de ayuda profesional en el ámbito universitario.

En conclusión, la situación de salud mental en los institutos de la Comunidad de Madrid es alarmante, con un elevado número de protocolos abiertos para abordar conductas autolíticas. Es necesario tomar medidas urgentes para mejorar la atención y prevención en este ámbito, destinando los recursos y financiación necesarios.

Categoría

Madrid