Aumenta un 19,26% el número de personas en lista de espera en la Comunidad durante 2023, pero se observa una mejoría en los tiempos de espera.

Aumenta un 19,26% el número de personas en lista de espera en la Comunidad durante 2023, pero se observa una mejoría en los tiempos de espera.

Un total de 90.772 madrileños esperaban ser operados en diciembre con una demora media de 50,65 días, lo que supone 12,79 días menos que en el año anterior, según datos de la Comunidad de Madrid.

Según informes oficiales, al finalizar diciembre había un total de 970.209 madrileños en lista de espera para consultas especializadas, intervenciones quirúrgicas o pruebas diagnósticas, lo que representa un aumento del 19,26% en comparación con el año anterior. Sin embargo, los tiempos de espera se han reducido en comparación con 2022.

A pesar del aumento en el número de pacientes, los tiempos de espera han disminuido en las tres listas. Las demoras para las intervenciones quirúrgicas han disminuido un 20,1% en el último año, mientras que las consultas han caído un 4,6% y las pruebas diagnósticas han bajado un 2,54%.

A pesar de estas mejoras, los tiempos de espera han aumentado en comparación con noviembre. En el caso de las intervenciones quirúrgicas, la demora media ha aumentado un 6,19%, mientras que las consultas han aumentado un 6,7% y las pruebas diagnósticas han experimentado un aumento del 10,3%.

La Comunidad de Madrid cerró el año con 90.772 personas en espera de una intervención quirúrgica, lo que supone una disminución del 1,84% en comparación con el año anterior. El tiempo de espera promedio fue de 50,65 días, 12,79 días menos que en diciembre de 2022, pero 3,14 días más que en noviembre.

La Consejería de Sanidad ha destacado que estos datos colocan a la región como una de las comunidades autónomas con menor tiempo de espera para ser operado, a pesar de la pandemia de Covid-19. La media nacional en noviembre de 2023 fue de 112 días.

La Consejería de Sanidad está implementando un plan de listas de espera para reducir a la mitad los tiempos de espera máximos, con un presupuesto de 215 millones de euros. El objetivo es que la atención programada no urgente para cirugías, consultas de primera vez y pruebas diagnósticas se realice en menos de 45 días de espera promedio.

En cuanto a las listas de espera estructurales, que son aquellas cuya demora se debe a la organización y los recursos disponibles, había 72.013 pacientes en espera de una intervención, lo que representa el 79,38%. Otros 9.152 pacientes fueron rechazados para ser derivados y 9.557 correspondieron a operaciones no programables temporalmente.

En cuanto a las demoras en la lista de espera quirúrgica estructural, el 0,84% de los pacientes esperaba más de seis meses, en comparación con el 4,32% del año anterior. Otro 14,09% esperaba entre tres y seis meses, mientras que el 17,8% esperaba entre dos y tres meses. Un 31,27% esperaba entre uno y dos meses, y el 35,2% esperaba de 0 a 30 días.

En el caso de los rechazos de derivación, la demora media era de 108,01 días, y 40 personas esperaban más de 360 días.

En resumen, a pesar del aumento en el número de pacientes en lista de espera en la Comunidad de Madrid, los tiempos de espera han disminuido en comparación con el año anterior. La Consejería de Sanidad está implementando un plan para reducir los tiempos de espera y garantizar una atención más rápida para los madrileños.

Categoría

Madrid