• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

Almeida no desecha prórroga y mira a Vox: "¿No va a negociar Ortega por no poder circular con su turismo por Gran Vía?"

img


"No descarto la prórroga por el hecho de que la situación de los conjuntos no invita al optimismo", apunta

MADRID, 27 Oct.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no desecha la prórroga presupuestaria y pone la visión en Vox para evitarla, capacitación con la que piensa que hay mucho más coincidencias para aprobar las cuentas de 2023, lo que le llevó a demandarles "compromiso" y que se sienten a negociar. "¿Pues (el representante de Vox) Javier Ortega Smith no logre circular con su vehículo por Gran Vía no va a negociar el presupuesto?", ha preguntado el regidor.

Lo que sí ve bien difícil es un convenio con otras formaciones políticas, más que nada frente al "lío" de adentro que tiene el Grupo Mixto y ya que la izquierda no comparte la bajada impositiva por la que sí apuestan PP y Cs.

En la rueda de prensa donde ha anunciado el emprendimiento de capitales y ordenanzas fiscales, Almeida ha proclamado que aprobar unas cuentas "siempre y en todo momento es difícil" y mucho más con la situación aritmética que tiene el Gobierno municipal en el Pleno. Todo esto le llevó a resaltar el "mérito de haber tenido tres capitales merced al esfuerzo del área de Hacienda y a la generosidad de diferentes conjuntos políticos", en referencia a Vox y al Grupo Mixto.

Martínez-Almeida ha insistido en que se procurará el diálogo con la oposición para acordar si bien no son extraños a que "la izquierda difícilmente los va a apoyar así como están configurados los capitales, como la bajada del IBI al mínimo legal", y que el Grupo Mixto primero "deben comprenderse entre ellos" por el hecho de que la concejala Marta Higueras "va por libre" y su representante, José Manuel Calvo, piensa que o sea un "despropósito".

"Es Vox quien tiene aptitud de confluencia", ha subrayado el primer edil ya que esta capacitación política asimismo apuesta por la bajada de impuestos. Por eso ha pedido a Ortega Smith "un ejercicio de compromiso" y que no haya líneas rojas, por lo menos para sentarse a charlar.

También ha publicado un mensaje a esos que no apoyen las cuentas. "Que sepan que esos 120 millones (de ahorro por la bajada en el IBI) no van a ir a los bolsillos de los madrileños y que se pone bajo riesgo el gasto popular en el momento en que más esencial es. Hay proyectos y también infraestructuras, como las destinadas a Policía o Bomberos, que correrían riesgo. Equipamientos, asimismo", ha advertido.

"No descarto la prórroga por el hecho de que la situación de los conjuntos no invita al optimismo. No va a ser simple, no es bueno para Madrid ni para los bolsillos de los madrileños", ha subrayado el regidor, que volvió a poner el foco en Vox instándole a que abandone unas líneas rojas "confusas" en el momento en que solicita que "los mercaderes sin etiqueta ambiental entren en Madrid" ya que "los automóviles logísticos de distribución de mercancías tienen la posibilidad de ingresar".

Almeida terminó advirtiendo que "el coste para los madrileños por el hecho de que Javier Ortega Smith no logre circular con su vehíclo por Gran Vía es de 120 millones, un camino costoso para la localidad de Madrid".

Más información

Almeida no desecha prórroga y mira a Vox: "¿No va a negociar Ortega por no poder circular con su turismo por Gran Vía?"