• viernes 3 de febrero del 2023
728 x 90

Almeida afirma adiós a 2022, su 'annus horribilis', sin Presupuestos, con Vox lejos y confiado en las próximas selecciones

img

El presunto espionaje a Ayuso y el 'caso máscaras' golpearon la figura del "alcalde de España", que dejó la Portavocía del PP nacional

MADRID, 30 Dic.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se despide de este 2022, su especial 'annus horribilis', sin haber logrado aprobar los Presupuestos de 2023 en la localidad al tener a su "colega natural", Vox, poco a poco más distanciado. Se exhibe confiado en las selecciones del próximo mayo tras sobrepasar las crisis del presunto espionaje a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, el 'caso máscaras' y haber dejado la Portavocía del PP nacional.

Indudablemente este año que termina fué políticamente difícil para el regidor de la ciudad más importante, que a lo largo de los primeros meses de la pandemia por Covid-19 fue llamado "el alcalde de España" por sus continuas llamadas a eludir la confrontación y que alcanzó los Acuerdos de la Villa con la rúbrica de todos y cada uno de los conjuntos de la oposición en Cibeles.

Su figura se vió golpeada este año por 2 polémicas que trascendieron los muros del Palacio de Cibeles. En febrero salió a la luz el supuesto espionaje a Díaz Ayuso desde las filas del PP en el Ayuntamiento de la ciudad más importante. Tiempo después, el regidor volvía a conocer anunciado su nombre en mucho más sucesos de los que hubiese esperado con ocasión del 'caso máscaras'.

Fue en la época del mes de marzo en el momento en que Almeida daba un paso al costado en la carrera para comandar el partido en la zona. Nunca dio un paso adelante, es mucho más, sostuvo en reiteradas oportunidades que él era partidario de la tercera vía, que no liderase la capacitación en la Comunidad ni el alcalde ni la presidenta.

Pero el entonces presidente 'habitual', Pablo Casado, vio en él un "buen candidato" para este cargo. Dejaba de respaldar de forma exclusiva a Ayuso para llevar las bridas del PP en Madrid y se desataba de esta manera una guerra entre Sol y Génova, con acusaciones cruzadas, que acabaría con la salida de Casado de la Presidencia del partido.

El alcalde vio de esta forma de qué forma se quedaba en la mitad de 2 aguas, ya que a la lealtad y agradecimiento que siempre y en todo momento ha manifestado para con Casado se sumaba la buena relación de la que alardeaba sostener con Isabel Díaz Ayuso, que llegó a su instante mucho más crítico en el momento en que se realizó público --en el mes de febrero-- un presunto intento de espionaje a la dirigente a través de elementos municipales de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS).

José Luis Martínez-Almeida siempre y en todo momento ha negado que ello va a llegar a generarse y Díaz Ayuso manifestó que confiaba en el regidor, no de esta forma en la Dirección Nacional del partido. Pese a todo, este presunto espionaje puso en cuestión la figura de Almeida, que acabó acudiendo a la comisión de investigación municipal sobre la situacion.

Todo ello en medio de una crisis interna del PP, donde el regidor dejó su cargo como representante nacional "de común acuerdo" con Casado tras ostentar esta situación desde agosto de 2020.

En el momento en que empezaba a distanciarse el foco mediático de Cibeles, con la comisión de investigación sobre el supuesto espionaje poco a poco más diluida, brinca a la opinión pública el llamado 'caso máscaras'.

2 hombres de negocios, Luis Medina y Alberto Luceño, intermediaron en la compraventa de material sanitario al Consistorio de la región en la peor etapa de la pandemia y triunfaron comisiones de 6 millones de euros.

Además de esto, se apuntaba a un nombre que volvía a poner en el disparadero al alcalde. Carlos Martínez-Almeida, su primo, fue quien facilitó al hijo menor de Naty Abascal el correo genérico con el que entrar en contacto al Consistorio.

Así como declaró él mismo frente al juez su intervención se limitó a hacer más simple al investigado un correo que le dio la organizadora general de Alcaldía, Matilde García, única persona que conoce del Consistorio madrileño.

Martínez-Almeida volvía a salir a ofrecer explicaciones frente a los madrileños en una rueda de prensa que acabaría siendo analizada en todos y cada ademán y afirmación. Desde ese día, 7 de abril, el regidor ha repetido como un mantra que el Ayuntamiento y el Gobierno municipal fueron "engañados" y "perjudicados" en unos contratos que suscribieron todos y cada uno de los conjuntos municipales.

De esta manera lo repitió a lo largo de toda la Semana Santa madrileña, 4 días festivos en los que se iban conociendo mucho más datos sobre esta presunta estafa, como el "pa' la saca" que escribía Luceño a Medina en un correo sobre los contratos que habían cerrado.

Asimismo aportó exactamente los mismos datos en el pleno increíble donde debió comparecer a instancias de la oposición. Allí explicó que la organizadora general de Presupuestos y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, se guió en el momento de llevar a cabo el contrato de material sanitario en la pandemia por la "calidad del material" y la "velocidad" con la que este llegaría a la ciudad más importante.

Sobre los comisionistas Alberto Luceño y Luis Medina, a quien llegó a calificar de "individuos", Martínez-Almeida ha zanjado que "en ningún instante se les pagó un solo euro", sino más bien a que "todas y cada una de las proporciones fueron pagadas a la compañía Leno".

"No hay solo una encuesta, ni de las publicadas, ni de las no publicadas, que no afirme que el PP va a ganar con una gran diferencia", expresó en distintas oportunidades sobre los comicios municipales de 2023 en la ciudad más importante.

Y sucede que para Almeida, los 'populares' tienen "prácticamente garantizado ser la lista mucho más votada y teniendo esa mayoría gran que tenga un Gobierno permanente".

Apuesta personal de Pablo Casado para los comicios de 2019, logró hacerse con el bastón de mando en el momento en que el PP logró 15 ediles --entre los peores desenlaces en Madrid-- merced a un pacto de Gobierno con Ciudadanos y a un convenio de investidura con Vox. Por este pacto de Gobierno, Begoña Villacís (Cs) se hacía con la Vicealcaldía de la ciudad más importante.

De cara a 2023, enfrenta los comicios siguiendo el ejemplo de los desenlaces electorales conseguidos por los 'populares' Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid y Juanma Moreno en Andalucía.

"Aspiro a una victoria lo mucho más extensa viable. El mejor ejemplo lo poseemos en Juanma Moreno; ese es el sendero en el que andaremos, inspirándonos en el ejemplo de Isabel Díaz Ayuso del 4 de mayo y en el de Juanma Moreno. Nos inspiran", mantiene.

Más información

Almeida afirma adiós a 2022, su 'annus horribilis', sin Presupuestos, con Vox lejos y confiado en las próximas selecciones