Alarmante cifra de alumnos madrileños: el 25% de Secundaria y el 18% de Primaria han experimentado la peligrosa tentación de las casas de juego en línea.

Alarmante cifra de alumnos madrileños: el 25% de Secundaria y el 18% de Primaria han experimentado la peligrosa tentación de las casas de juego en línea.


MADRID, 25 Nov. - Sólo el 23% de las personas cree que pasa mucho tiempo en Internet, mientras que más del 60% no mide cuánto tiempo pasa conectado, según revela un estudio.

De acuerdo con el informe del programa 'Kids Centric Universe', que evalúa la brecha digital y la convivencia en los centros educativos, se ha detectado que un 25% de los estudiantes de Secundaria en Madrid ha entrado alguna vez en una casa de juego en línea, mientras que este porcentaje disminuye al 18% en Primaria. Este estudio se viene realizando desde hace dos cursos y hasta el momento ha involucrado a 96 colegios e institutos madrileños.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció recientemente el lanzamiento de un protocolo "pionero en España" para prevenir las adicciones a las pantallas, los juegos, las apuestas y la pornografía entre los estudiantes. El protocolo se basa en la utilización de videojuegos y inteligencia artificial para realizar un diagnóstico inicial en cada aula y así identificar los hábitos de uso de la tecnología y las redes sociales de los alumnos. A partir de ahí, se llevan a cabo una serie de pasos que incluyen la intervención del centro educativo, la comunicación a las familias y la derivación a servicios externos especializados.

En cuanto a los datos específicos del estudio, se observa que en Primaria el 61% de los alumnos ya tiene un dispositivo móvil propio y el 58% considera que pasa suficiente tiempo conectado a Internet. En Secundaria, la mayoría (84%) dispone de teléfono móvil y cuenta de correo electrónico (70%) propia.

Curiosamente, la mayoría de los menores (83%) prefiere jugar en persona con amigos en lugar de hacerlo en línea. Además, más del 60% no mide el tiempo que pasa conectado a Internet.

En cuanto a la dependencia de las pantallas, se observa que el 67% de los estudiantes de Primaria y Secundaria se conecta a Internet por las noches, mientras que el 20% lo hace diariamente. Además, el 11% de los estudiantes de Secundaria intenta cargar la batería de su dispositivo de forma inmediata si se queda sin energía, y el 70% se conecta sin un objetivo específico, lo que prolonga su tiempo de conexión.

En relación con el conocimiento sobre los riesgos en Internet, el 95% de los estudiantes de Primaria cree que existen peligros en línea, mientras que este porcentaje desciende al 91% en Secundaria. Sin embargo, el 46% de los estudiantes de Secundaria considera que estos peligros no son muy graves.

Además, se destaca que el 29% de los alumnos afirma conocer todos los riesgos de Internet y haber recibido información sobre ellos, principalmente en casa y en el colegio.

Otro hallazgo significativo es que los menores suelen cambiar su fecha de nacimiento para crear cuentas en redes sociales y juegos en línea, aunque son conscientes de la importancia de proteger sus datos y cuidar su identidad digital.

En el caso de los estudiantes de Secundaria, se revela que el 34% tiene varios perfiles en redes sociales y el 15% ha quedado en persona con alguien que ha conocido en Internet, siendo un 8% el porcentaje de los que han quedado más de una vez.

En cuanto al ámbito sexual, el estudio indica que los escolares están accediendo a contenido para adultos antes de recibir educación sexual en casa o en el colegio. Pese a que un 43% de los estudiantes de Primaria afirma que no se les ha hablado nunca de sexo, el 9% dice haber visto contenido sexual en Internet. Esto se hace aún más evidente en Secundaria, donde la mayoría ha accedido a contenido para adultos a través de aplicaciones y sitios web. Mientras tanto, el 53% de los estudiantes ha recibido algún tipo de educación sexual por parte de sus familias o del colegio, mientras que un 5% busca información por su cuenta o preguntando a amigos.

Además, el estudio muestra que el 67% de los alumnos cree que se discrimina o maltrata a las chicas cuando juegan en línea, llegando al 78% cuando las chicas responden a esta pregunta. A su vez, el 86% de los alumnos considera que tanto chicos como chicas tienen la misma habilidad en tecnología, aunque el 28% opina que los chicos son mejores que las chicas en los juegos en línea.

Por último, se revela que el 64% de los alumnos de Primaria le gustaría pasar más tiempo en Internet con su familia, pero el 52% de los estudiantes de Secundaria rechaza conectarse con sus padres en línea y perciben la supervisión parental como vigilancia o control.

En general, el informe destaca la falta de conciencia sobre la ciberseguridad, ya que un 31% de los estudiantes no cuenta con antivirus en sus dispositivos y un 16% comparte sus contraseñas con amigos. Además, la mayoría de los estudiantes reutiliza sus contraseñas y no revisa las opciones de privacidad. Sin embargo, el 97% de ellos solo descarga juegos y aplicaciones desde las tiendas oficiales y consultan a adultos o amigos en caso de problemas técnicos.

En resumen, el programa Kids Centric en Madrid busca cerrar la brecha digital y mejorar la convivencia escolar y familiar en la región. Se ha implementado en 15 colegios y se están llevando a cabo estudios para evaluar el estado de la brecha digital y la convivencia. El programa tiene como objetivo proporcionar capacitación en ciberseguridad y competencia digital, así como identificar los hábitos de uso de la tecnología y las relaciones entre los estudiantes. Actualmente, se está llevando a cabo en nueve centros públicos, cuatro centros concertados y dos centros privados de Madrid, con la participación de alumnos de entre 9 y 12 años.

Categoría

Madrid