Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

Aguirre defiende apoyo unánime al Campus de la Justicia: "No fue una idea mía"

Aguirre defiende apoyo unánime al Campus de la Justicia:

El Gobierno de Zapatero y Conde-Pumpido respaldaron el proyecto del Campus de la Justicia y apoyaron la gestión de Alfredo Prada, exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, según declaraciones de Esperanza Aguirre.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid afirmó que desde el año 2005, la idea de construir un Campus de la Justicia en la capital para reunir todas las sedes judiciales madrileñas en un mismo espacio contaba con el respaldo de diversas entidades, incluyendo al fiscal general entonces, Cándido Conde-Pumpido, y al presidente del Supremo.

Además, Aguirre mencionó que el ministro de Justicia del Gobierno de Zapatero también apoyó la construcción del Campus de la Justicia en Madrid.

La expresidenta defendió que la idea de agrupar todas las sedes judiciales era respaldada por todos los sectores judiciales, partidos políticos y autoridades, y enfatizó que era algo necesario.

Explicó que, a pesar de que el proyecto se paralizó en 2009 después de gastar 355 millones de euros, la Comunidad de Madrid no contaba con los fondos suficientes para llevarlo a cabo y que surgió la oportunidad de conseguir terrenos en Valdebebas sin coste.

Aguirre argumentó que la construcción del Campus de la Justicia permitiría ahorrar dinero en alquileres de sedes judiciales y que la paralización del proyecto en 2009 se debió a razones económicas ante la crisis financiera.

La expresidenta negó haber presionado para que se eligiera al arquitecto Norman Foster y destacó que la gestión de Prada fue muy buena, no siendo motivo su destitución en 2008.

Además, Aguirre afirmó que le parece injusto que Prada se encuentre en el banquillo de los acusados, sugiriendo que se debe a presiones del Gobierno y de la Fiscalía.

Por su lado, Ángel Garrido, expresidente regional, declaró que la Comunidad de Madrid denunció indicios de delito en la gestión del proyecto Campus de la Justicia para defender el erario público madrileño.

La Fiscalía solicita 8 años de cárcel para Prada por delitos de prevaricación y malversación, y 6 años para los demás acusados que formaron parte del equipo directivo de la empresa pública que gestionaba el proyecto.

El proyecto del Campus de la Justicia, impulsado por el Gobierno de Aguirre en su primer mandato, tenía como objetivo concentrar las sedes judiciales de la Comunidad en un complejo de edificios interconectados, pero las obras se paralizaron en 2009 tras gastar 355 millones de euros.

Según la investigación, Prada y los acusados manipularon contratos de manera irregular, corrompiendo el proceso de adjudicación.