• viernes 07 de octubre del 2022
728 x 90

40 detenidos de una organización criminal especialista en estafas bancarias a través del phishing y otros métodos

img

Los jefes de la organización invertían el dinero logrado en criptomonedas para eludir el rastreo del dinero y poder blanquearlo

MADRID, 13 Jul.

Agentes de la Guardia Civil correspondientes al Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y al Equipo @ de Majadahonda han detenido en Madrid, Barcelona, Lérida, La Coruña y Pontevedra a 40 pertenecientes de una organización criminal que logró estafar mucho más de 304.000 euros de las cuentas corrientes de 190 víctimas distribuidas por toda España a través de técnicas de 'phishing', 'smishing' y 'spoofing'.

La operación se produjo el mes pasado de febrero, tras la recepción de tres demandas en la Guardia Civil de Majadahonda. El procedimiento usado por el creador o autores logró que se hiciese cargo de la investigación el Equipo @, que puso al descubierto la manera de operar del entramado, informó este miércoles la Comandancia de Madrid en una publicación oficial.

Los encargados en la investigación se hacían pasar por una entidad bancaria, mandando correos masivos o mensajes a los teléfonos móviles inteligentes de las víctimas, notificándoles el bloqueo temporal de la cuenta y pidiendo la verificación de la titularidad por medio de un link donde debían ingresar sus datos y sus claves.

Para ofrecer mucho más confiabilidad al mensaje, efectuaban llamadas telefónicas desde un teléfono que se encontraba asimilado al de la entidad bancaria ('spoofing') y en el momento en que conseguían hacerse con la información que les interesaba, transferían enormes cantidades de dinero a cuentas corrientes de las 'mulas' correspondientes a un 'neobanco' de un país tercero.

La investigación llevó a la Guardia Civil a las provincias, por ejemplo, de Barcelona y Lérida, siendo esta última el sitio donde se encontró y detuvo a los amos de la organización criminal y lugar desde el que se administraban los resultados positivos de la actividad delictiva, procediendo al 'lavado' de los activos con fuertes inversiones en criptomonedas.

Con estos provecho se autofinanciaban la creación de videoclips de rap y trap que colgaban en Youtube y otras comunidades, realizando apología de las ocupaciones que realizaban y ostentación del lucro conseguido por medio de las mulas.

La captación de 'mulas' se generaba por el sistema piramidal, ganando mucho más dinero los integrantes que lograban ingresar mucho más individuos en el entramado delictivo, con lo que las proporciones percibidas fluctuaban entre los cien y 1.500 euros, haciendo todo el desarrollo de creación de cuentas de forma en línea en un 'neobanco' de un país tercero.

Con la desarrollada y propia operativa que desarrollaban y por la que lograban burlar todos y cada uno de los sistemas de seguridad bancarios incorporados por la entidad han logrado substraer a los clientes del servicio y víctimas proporciones de dinero que fluctuaban entre los 1.850 y 7.000 euros.

Los 40 detenidos son hombres y mujeres de entre 18 y 32 años, de nacionalidad de españa, marroquí, argentina, de holanda y senegalesa, teniendo la enorme mayoría de ellos antecedentes policiales por hechos afines.

La Guardia Civil hizo cinco registros domiciliarios simultáneos en las provincias de Barcelona y Lérida, hallándose abundante documentación bancaria, efectos adquiridos con el dinero defraudado, notas de criptomonederos, tal como diverso material informático y aguantes de almacenaje (dispositivos externos y discos duros).

Así mismo se ha procedido al bloqueo de los saldos de todas y cada una de las cuentas corrientes y artículos financieros de 43 personas. La organización criminal quedó totalmente desmantelada, dándose por clausurada la presente investigación.

Para eludir esta clase de delitos, la Guardia Civil sugiere no hacer más simple credenciales de ingreso de ningún género, sea como fuere el motivo. En caso de duda, asistir a la entidad bancaria física.

Si se considera que la cuenta fué comprometida, verificarlo a través de el ingreso a exactamente la misma desde otro dispositivo (si llega SMS o llamada del banco, entrar desde un computador); mudar las claves de ingreso de manera periódica; y limitar la operativa en línea para achicar el daño en el caso de que se genere.

Los agentes asimismo aconsejan fiscalizar de forma regular los movimientos bancarios y cotejar que todos sean adecuados, ser conocedores de la operativa frecuente en operaciones de banca en línea para advertir irregularidades y asistir a enseñar demanda a la mayor brevedad viable frente a un estafa con todos y cada uno de los datos de interés (número de cuenta, de tarjeta, cuenta de destino, género de cargo, datas y horas exactas).

Los fraudes cambian de 'modus operandi' y cada vez son mucho más elaborados, pero tienen todos en común que solicitan al usuario ingresar sus claves de ingreso por medio de distintas técnicas.

Más información

40 detenidos de una organización criminal especialista en estafas bancarias a través del phishing y otros métodos