Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

"300 inquilinos legales enfrentan 30 casos de agresión por parte de 'okupas' en pisos turísticos de Madrid"

La proliferación de alquileres turísticos ilegales en Madrid ha llegado a niveles alarmantes, con solo 277 licencias de actividad válidas frente a los aproximadamente 25.000 anunciados. Esta situación está generando conflictos entre los visitantes y los residentes locales, quienes se ven obligados a abandonar sus barrios debido a los altos alquileres, causando inseguridad, ruido y suciedad, e incluso llegando a incidentes violentos debido a la creciente frustración de la población.

La Oficina de Afectados por las Viviendas de Uso Turístico, ubicada en la Asociación Vecinal La Corrala, ha registrado al menos treinta casos de agresiones como resultado de estos enfrentamientos.

La expansión de los pisos turísticos ilegales no se limita al centro de la ciudad, sino que se extiende por diversos distritos, desde Villaverde hasta Barajas, provocando problemas en todas las zonas de Madrid.

El número de casos atendidos por la oficina vecinal ha aumentado significativamente en los últimos meses, superando los 400 casos en toda la ciudad, a pesar de que solo existen 277 licencias legales según los datos oficiales.

Las asociaciones vecinales expresan su preocupación ante la falta de acción por parte del Ayuntamiento para abordar esta problemática, y piden que se cumpla el Plan Especial vigente en lugar de promulgar nuevas normativas.

Por su parte, el alcalde José Luis Martínez-Almeida ha anunciado que la nueva normativa prevé endurecer las sanciones para los infractores, en un intento por controlar la proliferación de alquileres turísticos ilegales en la ciudad.

La Oficina de Afectados por las VUT critica la escasa presencia de inspectores y la falta de registros oficiales para abordar este problema, mientras que exigen acciones más contundentes por parte de las autoridades competentes.

Las asociaciones vecinales han solicitado la implementación efectiva de las normativas existentes para frenar la proliferación de alquileres turísticos ilegales en Madrid, demostrando su desconfianza ante la eficacia de las medidas propuestas por el gobierno municipal.

La situación de los alquileres turísticos ilegales en Madrid ha alcanzado niveles críticos, generando conflictos y malestar entre residentes y visitantes. La falta de acción por parte de las autoridades y la proliferación descontrolada de este tipo de alojamientos plantea un desafío serio para la convivencia en la ciudad.