• jueves 2 de febrero del 2023
728 x 90

16 detenidos en una operación contra una banda que birlaba y desguazaba automóviles

img

En la llamada Operación OVIBIKE, se ha incautado un número impreciso de bastidores y motores de motos y turismos robados

MADRID, 28 Sep.

Agentes de Unidad Integral del distrito de Hortaleza de la Policía Municipal de Madrid y de la Central de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (GIAT Central) han desarticulado una red criminal encargada de la sustracción de automóviles, para su posterior manipulación, despiece y venta como piezas auténticos, informó el Cuerpo Local y la Benemérita este miércoles en una publicación oficial.

Esta operación arrancó en el mes de abril por la coincidencia en aclaraciones obtenida por los agentes de los dos Cuerpos, con lo que eligieron hacer un conjunto de trabajo y también comenzar un dispositivo de supervisión de todos y cada uno de los implicados en la investigación.

Tanto las motos como los turismos sustraídos eran trasladados al taller donde se procedía a su despiece total para poner las piezas en una nave de enormes dimensiones en Toledo, punto desde el que se distribuían para reparación de otros automóviles.

La operación se inició en el mes de abril del actual año, a causa de una coincidencia de aclaraciones por la parte de los cuerpos policiales, con lo que se creó un aparato de trabajo grupo para seguir a controlar a los supuestos implicados que falsificaban la documentación y "maquillaban" los automóviles para su venta.

Fruto de las indagaciones, los agentes lograron saber que la organización se componía de un primer peldaño que se ocupaba de encontrar y hurtar las motos que precisaban y que las dejaban estacionadas en las cercanías del taller de entre los integrantes.

Posteriormente, eran introducidas dentro para seguir a su total despiece, para el traslado de estas piezas según las pretensiones, a otro taller o a una nave de mayores dimensiones en la provincia de Toledo, para su almacenamiento y posterior distribución.

A continuación y para liberarse de los restos que no podían emplear, contactaban con otros implicados, que en un camión caja, transportaban todo el material desechable a desguaces o chatarrerías para su destrucción total, eliminando el número de bastidor de las motos, al objeto de remover cualquier huella que pudiese encontrarlos.

Con estas piezas y en exactamente el mismo taller, montaban los motores sustraídos en motos de origen lícito que había conseguido antes. De esta forma, tenían un doble beneficio, el de las piezas que habían montado en motos de personas que asistían a su reparación y el no abonar estas piezas al desarrollador, ya que estaban sustraídas.

Por otro lado, seleccionaban los automóviles que iban a substraer según las pretensiones por marca y modelo, bien para piezas o para venderlos una vez 'maquillados'.

La primera etapa de explotación que se ha realizado en distintas zonas de Madrid, los agentes han procedido a la entrada y registro de cinco inmuebles, 2 de ellos en los domicilios de los primordiales cabecillas y otros 2 en los talleres donde efectuaban el despiece de las motos de distintas fabricantes, que antes habían sido sustraídas, donde escondían diferente material empleado y realizaban la manipulación.

En el día de ayer cien agentes de los dos Cuerpos de desplegaron por calles del distrito de Tetuán como Jaén, Palencia o Don Quijote, vía donde el conjunto criminal en teoría tenía el taller donde se ocupaban de desguazar los turismos robados para vender las piezas.

El quinto registro tuvo sitio en la provincia de Toledo, donde se ha inspeccionado una nave, donde se han localizado cantidad considerable de piezas sustraídas.

Para seguir en venta de las piezas sustraídas, los criminales usaban múltiples concretes en Internet donde ofertaban mucho más de 500 artículos, todos ellos de motos, los que tras su análisis económico, alcanzarían un valor en el mercado de cerca de 300.000 euros.

Se les ha incautado además de esto, material que empleaban para eliminar los números de bastidor y herramientas para el despiece y para la clonación de llaves y maquillado de bastidores, aparte de inhibidores de continuidad y documentación de automóviles en blanco.

Para efectuar la explotación de la operación se ha contado con el acompañamiento por la parte de la Guardia Civil de los Equipos de las Comandancias de Madrid y Toledo, el GIAT Central de la Agrupación de Tráfico, los Equipos del SEPRONA y de la Unidad Canina de El Pardo y por la parte de la Policía Municipal de Madrid, la Sección de Apoyo Aéreo, la Unidad de Coordinación Judicial, la Unidad de Medio Ambiente, la Unidad de Distrito de Tetuán y la UCS, aparte del acompañamiento de la Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid y de la provincia de Toledo.

Fruto de esta operación han recuperado un número impreciso de bastidores y motores de motos y turismos sustraídos y se ha procedido a la detención de dieciséis personas por los delitos de sustracción de vehículo a motor, falsedad reportaje, estafa y pertenencia a conjunto criminal, si bien la operación policial seguirá y no se desechan novedosas detenciones.

Más información

16 detenidos en una operación contra una banda que birlaba y desguazaba automóviles