Crónica Madrid.

Crónica Madrid.

"1 de cada 10 mujeres sufre violencia de pareja en la Comunidad"

Críticas, desvalorización e insultos, comportamientos más frecuentes en violencia psicológica y empujar o agarrar, en la físico-sexual

MADRID, 8 Mar.

Una de cada diez mujeres residentes en la Comunidad de Madrid con edades comprendidas entre 18 y 74 años ha sido víctima de algún tipo de violencia de pareja (psicológica, física o sexual), con una prevalencia elevada y estable, aunque con ligera tendencia al alza en los últimos años, según el Informe sobre el Estado de Salud de la Población de la Comunidad de Madrid en 2023.

Dentro de los distintos tipos, la violencia psicológica sigue siendo la más frecuente y en la mayor parte de los casos se acompaña de violencia física o sexual. No obstante, un 22,7% de las mujeres que sufren violencia de pareja (VPM) tiene escasa percepción de maltrato.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció en 1996 la violencia de pareja hacia las mujeres (VPM) como un problema de Salud Pública, no solo por su frecuencia sino por las graves consecuencias que tiene para la salud de las mujeres. Se define como "todo acto de violencia por razones de sexo que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada".

Desde el año 2004 la Comunidad de Madrid viene estudiando este fenómeno mediante encuestas específicas que se realizan con una periodicidad quinquenal. Según la última de ellas, la prevalencia total de violencia de pareja hacia la mujer se situó en el 10,1% en 2020, en niveles de 2004 pero lejos del 7,6% que se alcanzó en 2014 o del 12% de 2009.

Según los tipos, la violencia psicológica fue la más prevalente, con un 9,1%, seguida de la violencia física, con un 3%; y violencia sexual, con un 1,9%.

De las 329 mujeres que cumplían criterios definitorios de caso de violencia de pareja en 2020, un 69,9% presentó un solo tipo de violencia, el 22,8% sufrió dos tipos y el 7,3%, fue víctima de los tres tipos. La psicológica exclusiva fue la más frecuente y, cuando se dieron dos tipos, estuvo casi siempre presente.

Por carácterísticas sociodemográficas, la prevalencia fue más alta en mujeres jóvenes (14,2%) y en extranjeras (15,9%), casi dos veces más cuando la mujer nació fuera de España. Según nivel de estudios, clase social y nivel de ingresos en el hogar, hubo un incremento gradual en la prevalencia a medida que empeora la situación.

Respecto a los comportamientos de las parejas en las diferentes formas de violencia, entre las mujeres que sufrieron violencia psicológica los más frecuentes fueron las críticas y desvalorizaciones (64,4%), el silencio (65%), el desprecio (57,1%) y los insultos (53,2%).

En el caso de las víctimas de violencia física o sexual, los comportamientos más frecuentes fueron empujar, agarrar o tirar a la pareja, con un 51,9% de los casos. Le siguen tirarle algún objeto, en un 34,1%, y la imposición de actos sexuales que las mujeres rechazaban, en 39,5% de las ocasiones.

La mayoría de este tipo de comportamientos se iniciaron al inicio de la relación o de la convivencia, concretamente en el 47,5% de los casos de violencia psicológica, en el 33,7% de los casos de violencia física y en el 33,3% de los de violencia sexual.

Asimismo, mayoritariamente se venían produciendo desde hace más de un año, con un porcentaje del 73,7% en el caso de violencia psicológica, del 61,4% para la violencia física y del 75% para la violencia sexual.

En cuanto a las nuevas formas de violencia mediante tecnologías, un 2,1% de los mujeres fueron objeto de alguna conducta de acoso o control a través de medios electrónicos, cifra que se eleva hasta el 17,4% en aquellas féminas que cumplen los criterios de violencia de pareja hacia las mujeres.

En este caso, un 4,1% de sus parejas curioseaban sus mensajes y contactos y un 3,1% de ellas utilizaba las tecnologías para controlar donde se encuentra y con quien está. Además, el envío de mensajes insultantes o amenazantes se dio en un 3,3% de los casos.

En cuanto a la percepción y denuncia del maltrato, únicamente un 2,9% refirió sentirse maltratada por su pareja o expareja con carácter general.

En el caso de las mujeres que cumplían los criterios de caso de violencia de pareja, el 22,8% se sintió maltratada, un porcentaje que pasa a ser del 41,6% entre los casos de violencia física y sexual.

Entre las que sí sintieron maltratadas, el 33,7% comentó esta situación con familiares, el 29,5% con amigos, el 17,9% con personal sanitario y el 14,7% no lo hizo con nadie.

Un pequeño porcentaje de mujeres que dijo percibir malos tratos (0,2%), no cumplió los criterios definitorios para considerarse en este tipo de casos.